Dan último adiós a Cosío Vidaurri  

2019-11-14 06:00:00

El recuerdo vive. Al palacio de gobierno llegaron afectados por las explosiones del 22 de abril.  

Tras fallecer el miércoles, Guillermo Cosío Vidaurri, ex gobernador de Jalisco, fue despedido ayer en una serie de ceremonias fúnebres realizadas en varios puntos del Centro tapatío. Pero también hubo reclamos para el ex mandatario por parte de personas afectadas por las explosiones del 22 de abril de 1992. 

Antes de ser homenajeado en el Ayuntamiento de Guadalajara, el Congreso de Jalisco, entre otros sitios, se le recordó en el ex recinto legislativo del palacio de gobierno, donde estuvieron presentes diversos actores políticos, entre ellos los ex gobernadores Alberto Cárdenas Jiménez y Emilio González Márquez, así como el gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, quien encabezó el acto. 

Pocos minutos después de las 9 horas, arribó hasta las inmediaciones del edificio el cuerpo de Cosío. Fueron elementos de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos Jalisco (UEPCBJ) los encargados de cargar el féretro y subirlo hasta el segundo piso del reciento, donde familiares y políticos le dedicaron palabras de afecto.  

El primero en hablar fue su hijo, Salvador Cosío Gaona, quien agradeció el homenaje y resaltó que su padre siempre fue un hombre de estado.  

Acto seguido, Enrique Alfaro expresó condolencias a los familiares del ex gobernador, de quien dijo fue un maestro para muchos personajes de la política local. Destacó a su vez las obras y legado que dejó a Jalisco, como las líneas 1 y 2 del Tren Ligero, y la carretera a Colotlán. 

El breve homenaje concluyó con música de la Banda del Gobierno del Estado y lágrimas en rostros de familiares y amigos. 

En contraste, a las afueras de palacio de gobierno, en Plaza de Armas, se postraron alrededor de 10 adultos mayores, víctimas todos de las explosiones del 22 de abril de 1992, suceso ocurrido durante el mandato de Cosío Vidaurri y el cual motivó su renuncia.  

Los manifestantes señalaron el homenaje como “inmerecido”.  

“Cosío Vidaurri jamás salió a dar la cara, menos a ofrecer explicaciones ni menos a ayudarnos o apoyarnos. Nos quedamos solos”, criticó Lilia Ruiz Chávez, presidente de la Asociación 22 de Abril. 

A la par, recordó que el gobernador Enrique Alfaro les prometió en abril, durante el aniversario 27 de la tragedia, que resolvería todos los temas pendientes que dejó el acontecimiento, como dar oportuna atención médica a los afectados, homologación de pensiones, entre otros, de los cuales ninguno se ha cumplido en lo que va del año. 

Recalcó además que no se ha logrado un nuevo acercamiento con el gobernador y que los afectados han durado hasta tres meses sin recibir medicamento y, cuando lo hay, se los dan a cuentagotas. 

JBC/jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com