Condena CIDH asedio policial a iglesia nicaragŁense

2019-11-16 17:07:50

(Foto: Especial)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló hoy que "una vez más" Nicaragua no respeta el derecho a la protesta pacífica, al referirse al asedio policial de una iglesia en la ciudad de Masaya, donde familiares de presos políticos realizan una huelga de hambre.

El secretario de la CIDH, Paulo Abrao, señaló que es urgente entregar comida y medicinas a la Iglesia San Miguel Arcángel, en Masaya, donde 10 madres de presos políticos iniciaron el jueves pasado un ayuno en demanda de la liberación de sus hijos, detenidos durante las protestas contra el gobierno.

En un mensaje a través de la red social Twitter, Abrao señaló que "urge ingreso de agua potable, alimento para los que no están en huelga. Continúan sin agua, sin luz, rodeados de policías y amenazados por militantes del gobierno es trato cruel e inhumano".

"Lesión al derecho a la protesta, a la libertad religiosa y la integridad", escribió en Twitter el funcionario de la CIDH, quien señaló que habló vía telefónica con las 10 madres que se encuentran en huelga de hambre.

Por su parte, el gobierno de España expresó este sábado su preocupación por la detención de 13 activistas que intentaban llevar bebidas y alimentos a los familiares de presos políticos que se encuentran en ayuno, en el interior del templo, donde les han cortado el suministro del agua y energía eléctrica.

La policía nicaragüense detuvo a los activistas y los llevó detenidos a la cárcel de El Chipote, en Managua.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación señaló que España demanda el levantamiento inmediato del asedio policial al que están sometidos en dicha iglesia el párroco Edwin Román y los fieles que lo acompañan, de acuerdo con el diario local La Prensa.

"La libertad de expresión, manifestación y reunión son pilares básicos de la democracia garantizados por la Constitución nicaragüense. España reclama una urgente salida de la crisis a través de una negociación política basada en el respeto de los de los derechos humanos y los valores democráticos", agregó.

Mientras que la Asociación Madres de Abril (AMA) expresó este sábado su solidaridad con los familiares de los presos políticos que realizan una huelga de hambre.

"La solidaridad no es un delito", indicaron voceras de AMA, quienes demandaron también la liberación de los activistas que fueron detenidos el jueves pasado en Masaya, de acuerdo con el canal local 100 por ciento Noticias.

Por su parte, el sacerdote Edwin Román, quien padece diabetes, comentó este sábado que amaneció con dolor de cabeza y que se siente deshidratado. Indicó que las madres en ayuno continúan en oración y están débiles, sin embargo, mantendrán su protesta hasta que sus hijos sean liberados.

EH

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com