Putin propone cambios radicales; su gabinete renuncia 

2020-01-15 20:30:06

(EN CONJUNTO. Las reformas establecidas por Putin significarán cambios fundamentales en la Constitución y el equilibrio de poder, afirmó Medvedev antes de anunciar su renuncia. Foto: Especial)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, pidió ayer cambios constitucionales radicales, esto en el contexto de la renuncia de su primer ministro, alimentando las especulaciones de que el líder ruso se está moviendo para extender su control sobre el poder. 

La Constitución ahora obliga a Putin a renunciar en 2024, pero podría asumir otro cargo para garantizar su influencia continua. 

Putin dio pocos detalles al respecto, esto tras la agitación surgida por la salida de Dmitri Medvedev, uno de sus lugartenientes más leales, quien estuvo casi 8 años en el cargo. 

Medvedev se convirtió en primer ministro en 2012 después de renunciar como presidente para dar paso al regreso de Putin al Kremlin. Asumirá una nueva posición como vicepresidente del Consejo de Seguridad, reportando directamente al mandatario ruso. 

La renuncia conmocionó incluso a algunos altos funcionarios. Se produjo después de que Putin describiera una serie de cambios constitucionales propuestos en su discurso sobre el Estado de la Nación más temprano, con el objetivo de fortalecer los roles del parlamento y otros organismos gubernamentales. 

Los dos hombres aparecieron en la televisión estatal en un anuncio para informar a los ministros de la partida de Medvedev y la renuncia del gabinete. 

Las reformas establecidas por Putin significarán “cambios fundamentales” en la Constitución “y el equilibrio de poder”, afirmó Medvedev. “En estas circunstancias, creo que sería correcto que el gobierno renunciara”, destacó. 

Putin, de 67 años, indicó que el gobierno no ha cumplido todas sus tareas, aunque quiso “expresar mi satisfacción por lo que se logró. No todo fue exitoso, por supuesto, pero nunca lo es totalmente”. 

“Se trata de la transición del poder”, consideró Alexei Makarkin, subdirector del Centro de Tecnologías Políticas con sede en Moscú. 

“El nuevo primer ministro abrirá los bolsos y podría volverse muy popular, convirtiéndolo en un candidato potencial para suceder a Putin” como presidente. 

Medvedev, de 54 años, sirvió cuatro años como presidente desde 2008 cuando Putin abandonó el Kremlin para cumplir con los límites constitucionales del mandato. 

Visto inicialmente como un abanderado de las reformas liberales, entregó la presidencia a Putin al final de su primer mandato después de que revelaran en 2011 que el cambio de trabajo había sido acordado años antes. 

Ha estado entre los aliados políticos más cercanos de Putin desde que trabajaron juntos en el ayuntamiento de San Petersburgo a principios de la década de 1990 después del colapso de la Unión Soviética. 

Pero ha sido culpado por un desempeño económico mediocre y niveles de vida estancados durante los últimos cinco años. 

El presidente aprobó la renuncia Medvedev principalmente debido a su fracaso para impulsar la economía, mencionó Sergei Markov, un consultor político en Moscú que asesora al Kremlin. 

“Putin necesita un gobierno que impulse el crecimiento económico y Medvedev no fue efectivo”, expuso. 

Putin también criticó al gobierno por retrasar el inicio de un programa masivo de gasto en infraestructura el año pasado por haber hecho un pilar clave de su campaña de reelección en 2018. Los funcionarios culparon a los retrasos por el deslucido desempeño económico del año pasado. 

El reemplazo de Medvedev es el jefe del Servicio de Impuestos, Mikhail Mishustin, confirmó el Kremlin más tarde. 

Los cambios 

En su discurso anual, Vladimir Putin pidió medidas para permitir que el Parlamento tenga más voz en la aprobación del primer ministro y los funcionarios del gabinete. 

El Consejo de Estado, ahora un cuerpo mayormente ceremonial, obtendría poderes más claramente definidos escritos en la constitución. Las reformas estarían sujetas a un voto público antes de ser aprobadas, explicó 

El mandatario ruso no ha comentado sobre sus planes y sus propuestas no incluyeron ninguna revisión importante que hubiera creado una nueva publicación para él. Pero los cambios podrían reducir los amplios poderes que actualmente tiene el presidente, potencialmente controlando a cualquier sucesor y haciendo que el parlamento y el Consejo de Estado sean más influyentes. 

“Putin está implementando un sistema para limitar los poderes de su sucesor”, indicó Tatiana Stanovaya, directora de R.Politik, una consultora política. 

El líder ruso podría cambiar a un puesto al frente de un Consejo de Estado fortalecido dotado de nuevos poderes significativos, insistió. “Putin puede usarlo para controlar todas las diferentes ramas del gobierno sin tener que lidiar con los asuntos del día a día”. 

Por el momento, el gobierno permanecerá en su lugar mientras Putin decide los reemplazos. El nuevo primer ministro deberá ser confirmado por el Parlamento, donde el partido gobernante tiene una mayoría dominante. Notimex 

Ex primer ministro 

Dmitri Medvedev, de 54 años, sirvió cuatro años como presidente desde 2008 cuando Putin abandonó el Kremlin para cumplir con los límites constitucionales del mandato 

 

 

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com