Ídolos tras las rejas

2020-04-02 06:00:00

(VIOLENTO. Renato Ibarra fue separado de manera definitiva por el América. Foto: Especial)

Incontables son los futbolistas que a través de los años han hecho vibrar a las aficiones con momentos de gloria gracias a sus actuaciones dentro de las canchas, pero también existe una larga lista de estrellas mundiales que cambiaron los éxitos por días oscuros al incurrir en problemas legales, que, incluso, han colocado a ídolos tras las rejas.

Son ya varios casos en lo que ha quedado demostrado que los encargados de impartir justicia no distinguen nacionalidad, equipo o edad entre los jugadores profesionales que han quebrantado la ley en diversos crímenes, que han ido desde la evasión de impuestos hasta los que implican drogas y abusos sexuales.

RONALDINHO

El más reciente de los casos es el del brasileño Ronaldinho, quien actualmente se encuentra preso, junto con su hermano Roberto de Assis, en Paraguay, por haber ingresado a este país con pasaportes falsos el 4 de marzo.

La fiscalía abrió una investigación en contra de los hermanos brasileños sólo unas horas más tarde de que pisaron suelo guaraní, y, tres días después, una jueza les dictó prisión preventiva por “haber atentado contra los derechos de la República de Paraguay.”La defensa Ronaldinho no pudo evitar que el ex jugador del Barcelona siga en la cárcel.

MARADONA

Tras las glorias conseguidas con Nápoles y Argentina, Diego Armando Maradona comenzó con su propio calvario en 1991, cuando dio positivo por cocaína en un control antidopaje.

La Federación Italiana de Futbol lo sancionó con 15 meses sin poder pisar las canchas, razón por la que El Pelusa regresó a su natal argentina, donde con sólo unos días instalado fue víctima de un allanamiento policial en su departamento y fue acusado por posesión de drogas, pero el pago de una fianza lo liberó.

FICHITAS

El francés Eric Cantona, del Manchester United, también estuvo tras las rejas, aunque por unas cuantas horas, en 1995 luego de haber propinado una patada a un aficionado del Crystal Palace, quien supuestamente insultó al delantero y a su familia.

Los casos mencionados son sólo algunos de los múltiples que se han presentado en el entorno futbolístico, también suscitados en México, con Omar Gato Ortiz, culpable por secuestro organizado, y, más recientemente, con Joao Maleck, un prometedor jugador acusado de haber acabado con la vida de una pareja al conducir bajo los efectos de alcohol el año pasado.

RENATO

El caso más reciente en el futbol nacional es el del ecuatoriano Renato Ibarra, quien jugaba para el América, y quien fuera arrestado a inicios de marzo, acusado de golpear a su esposa Lucely Chalá, quien pasaba por el segundo trimestre de embarazo.

Días después, Ibarra fue conducido e internado en el Reclusorio Norte en donde pasó recluido por los delitos de intento de feminicidio, pero los cargos fueron retirados por la propia pareja del jugador al declarar que "no hubo agresiones físicas". El jugador salió en libertad el pasado 14 de marzo.

Estos jugadores llegaron a pensar que la justicia no los alcanzaría y que saldrían avantes de las situaciones que ellos mismos propiciaron, pero en estos casos se pudo corroborar que nadie, por más famoso que sea, está por encima de la ley.

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com