Módulo ruso Nauka hasta 2021

2020-04-02 06:00:00

(Pospuesto. El lanzamiento del módulo ruso Nauka a la Estación Espacial Internacional. Foto: Especial)

El lanzamiento del módulo ruso Nauka a la Estación Espacial Internacional (EEI) ha sido pospuesto para el año 2021, comunicó el director general de la corporación rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin.

Inicialmente el lanzamiento del módulo de laboratorio multiuso Nauka estaba programado para finales de 2020.

"Los especialistas piensan terminar los trabajos en mayo, luego vienen las pruebas energéticas en el cosmódromo y el lanzamiento sería a principios del año que viene", escribió Rogozin en su cuenta de Twitter.

En 2013, después de que el fabricante del módulo (el Centro de Producción e Investigación Espacial Jrunichev de Moscú) lo entregara a la corporación de ingeniería espacial Energia, los especialistas detectaron la presencia de unas partículas ajenas en el sistema de combustible del módulo.

Como consecuencia, podría resultar dañado el sistema propulsor de toda la estación orbital y se decidió devolver el módulo al fabricante para que eliminara el problema.

Rogozin precisó más tarde que el lanzamiento fue aplazado por la necesidad de resolver los problemas ya anunciados y, además, por la reducción drástica del personal del Centro Jrunichev ante la pandemia de coronavirus.

"Los problemas detectados ya están resolviéndose, y además, tuvimos que reducir drásticamente el personal que realiza las pruebas finales del módulo de laboratorio multiuso Nauka", tuiteó Rogozin.

El jefe de Roscosmos dio esas explicaciones después de que uno de los seguidores de su cuenta de Twitter le preguntó sobre las causas del aplazamiento.

ExoMars vuelve a funcionar

La Agencia Espacial Europea (ESA) volvió a recibir información de siete satélites científicos, incluida la estación ruso-europea en la órbita del planeta rojo ExoMars-2016, informó la agencia.

"Después de una breve desconexión de las herramientas científicas y un período en modo protegido, las misiones planetarias de la ESA vuelven a lo que hacen mejor: recopilar datos científicos en el sistema solar", dice la nota.

Se trata de cuatro satélites de la misión Cluster lanzados en el año 2000 para estudiar el entorno magnético alrededor de la Tierra, así como los dispositivos del orbitador TGO de la misión ExoMars, que fue enviado a Marte en 2016. El proyecto se lleva a cabo en colaboración con la agencia espacial rusa Roscosmos.

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com