Quinto Patio

2020-05-10 06:00:00

Antes de que el gobierno federal precise cuándo es el regreso a clases, el gobernador Enrique Alfaro ya se desmarcó de nuevo. Trae su propio calendario escolar. O séase, descartó el regreso escolar presencial y, por tanto, el ciclo escolar en Jalisco seguirá a distancia hasta concluirse. Y, advirtió, para que se oiga más allá de las fronteras de la entidad, hasta Palacio Nacional, que en México “no hay condiciones para regresar a clases”. Por ello, prevénganse profesores y padres de familia: a sortear la pandemia y a hacer lo que puedan para que los chamacos aprendan. 

Mientras tanto, la Secretaría de Educación Pública sigue con su programa #AprendeEnCasa y en principio el pronóstico era que se retornaría a clases el 1 de junio. Peeeeeeroooooo, la moneda está en el aire. Que regresar a las aulas “no será una decisión unilateral” (¿mensaje para Alfaro y otros gobernadores?), pues se buscará la opinión de los padres y madres de familia; si no están de acuerdo, por el coronavirus, se continuará con el uso de la televisión y la web para las clases virtuales. Un gobierno estatal y un gobierno federal, dos posturas diferentes, dos caminos distintos. 

*** 

Con su editorial “En situación límite, la prensa en México”, el periódico El Semanario, de la Arquidiócesis de Guadalajara, analiza la relación de los medios informativos y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Y apunta la mira, que diga, las críticas: “El juicio del presidente sobre la calidad del periodismo mexicano es subjetivo, como su visión de que en uno y medio años, este país ya cambió y que ya vivimos una cuarta transformación”. Y añade: “El presidente tiene una investidura y una tribuna que le da todo el poder, y cada palabra suya, cada descalificación y comentario negativo sobre cualquier mexicano, institución o empresa tiene un efecto muy duro en las instituciones y en las personas”. 

En su número con fecha de ayer, el impreso indica que el análisis que se hace del gobierno de AMLO, “no es un tema de liberales o conservadores, sino de la revisión obligada de su papel actual como gobernante y representante del poder. El periodismo que construye democracia es el que ha decidido no hacer la cobertura informativa y el análisis de su mandato desde la creencia y la fe en un proyecto de gobierno, sino desde los datos objetivos y de la investigación y la opinión sobre la actuación de los gobiernos y los resultados que están generando”. (Duro y a la lengua amloviana). 

*** 

Sin nuestros desaparecidos no hay 10 de mayo, subrayó el colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej), que exigió que se continúe la búsqueda de los desaparecidos. Sus integrantes se manifestaron este sábado afuera de Casa Jalisco, el Hospicio Cabañas, la Comisión de Búsqueda de Personas de Jalisco, la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. Con carteles, imágenes de desaparecidos, vestidas de blanco y con protestabocas, las madres se manifestaron. 

Ayer, decenas de colectivos agrupados en el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos exigió el regreso a casa de las personas desaparecidas, y que haya verdad, justicia y garantía de no repetición. Además de la sanitaria, “el país entra en esta contingencia a la par de estar enfrentando desde hace muchos años otra gravísima emergencia, las más de 61 mil personas desaparecidas, los más de 37 mil cuerpos sin identificar y una dinámica de desaparición que continúa cotidianamente”. La otra tragedia crece, sin alusivas conferencias de prensa diarias. 

*** 

A propósito del 10 de mayo, hagan de cuenta que en Jalisco no existe la pandemia. Pareció un día cualquiera. Luego por qué los pendejea ya saben quién. 

qp@ntrguadalajara.com 

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com