Juan Pablo y la ciencia 

2020-05-17 06:00:00

“Según el discurso papal, la "incomprensión" por parte de Galileo era que no entendía la diferencia entre ciencia y filosofía” 

George V. Coyne S.J., en The Church and Galileo, Ernan McMullin (Ed.), UNDP, Notre Dame, IN, (2005), p. 341 

 

El recién fallecido doctor Coyne (ver NTR, El Pegaso de Sigüenza, 17 y 24 de febrero 2020 ) se refiere al discurso dirigido por el Papa Juan Pablo II el 31 de octubre de 1992 a la Pontificia Academia de Ciencias con motivo del cierre de los trabajos de la comisión por él convocada para revisar el caso de Galileo Galilei, el capítulo de quien fuera director del Observatorio Astronómico del Vaticano forma parte de un volumen resultado de una conferencia auspiciada por la University of Notre Dame en abril de 2002 donde se reunieron especialistas en el tema. 

Controversial durante su papado, el nativo de Wadowice, Polonia fue sensible hacia la comunidad científica con la cual propició un acercamiento y mutuo entendimiento, quizá una de las características de su gestión al frente de la Iglesia Católica, como lo precisa Robert John Russell, fundador y director del Center for Theology and The Natural Sciences en Berkeley, California quien escribe: “El punto de partida crucial para este nuevo modelo de interacción comenzó en el otoño de 1987 cuando el Papa, a través de las oficinas de la Secretaría de Estado del Vaticano, inició y convocó una conferencia internacional de investigación que se convocaría en el Observatorio del Vaticano en Castel Gandolfo (...). El propósito de la conferencia era explorar un nuevo nivel de diálogo y entendimiento mutuo entre científicos, filósofos y teólogos, uno que reemplazaría la perspectiva de sospecha mutua que tendía a impregnar tanto a la Iglesia como a la Academia al menos antes del Vaticano II” (http://inters.org/reflection-on-John-Paul-II-science-religion). 

Además de las conferencias especializadas sobre las interacciones entre ciencia y teología organizadas por el Vaticano, el Papa como parte de su actividad pastoral emitió el 14 de septiembre de 1998 la Carta Encíclica. 

Fides et ratio a los obispos de la Iglesia Católica sobre las relaciones entre fe y razón, quien nació un 18 de mayo de 1920. 

Twitter: @durrutydealba

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com