Una liga de mudanzas

2020-05-25 06:00:00

(¿BIENVENIDA? El inmueble de Mazatlán cumple con los requisitos para el máximo circuito. Foto: Especial)

Una nueva mudanza estaría cerca de concretarse en el fútbol mexicano, suceso que no es desconocido para la Liga MX. Ahora, Monarcas Morelia podría desaparecer para tener una nueva casa en Mazatlán, con distinto nombre y escudo, similar a lo que en su momento vivieron clubes como Jaguares de Chiapas, Lobos BUAP o La Piedad, en dos ocasiones. 

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, señaló que la próxima Asamblea de la Liga MX será la que autorice o rechace el cambio de sede del equipo de Monarcas Morelia a Mazatlán. 

“Tenemos que ser flexibles dado el cambio de tiempos que han existido y se tiene que dar previo a la próxima asamblea de la liga para que ahí se autorice o no, cualquier movimiento, ya sea la sustitución del certificado o el cambio de una sede”, dijo. 

Manifestó que “en el reglamento están establecidos otros tiempos, pero tenemos que ser flexibles dadas las circunstancias que estamos viviendo”. 

El dirigente explicó que el estadio de Mazatlán, recién construido, reúne las condiciones necesarias para recibir a un equipo del máximo circuito. 

“Es un gran estadio, va a ser muy bello si llegase algún equipo de Liga MX o de la nueva división de ascenso”, declaró a TUDN. 

Asimismo, destacó que es un “estadio que va a tener las condiciones necesarias para que el aficionado pueda ver ahí no sólo futbol, sino cualquier espectáculo que le lleven con el mejor nivel de seguridad”. 

En un especial de Marca Claro se específica las más recientes mudanzas de equipos en el balompié mexicano.  

LA PIEDAD  

En 2013 se vivió uno de los episodios más extraños en el futbol mexicano, pues al término del Clausura 2013, Querétaro perdió la categoría de manera deportiva y Reboceros de La Piedad ascendió. 

Sin embargo, ocurrió lo inesperado. En un movimiento extraño, Veracruz adquirió a La Piedad, por lo que ascendió de manera directa y Querétaro hizo lo propio con Jaguares de Chiapas, con lo que se mantuvo en Primera División, borrando así al cuadro chiapaneco. Dos mudanzas y dos franquicias desaparecidas. 

SAN LUIS  

Dentro de esos mismos movimientos del 2013, Chiapas no perdió futbol de Primera División; sin embargo, sí perdió el nombre y escudo, pues luego de la adquisición por parte de Querétaro, San Luis fue comprado y forzado a dejar la plaza para jugar en el Víctor Manuel Reyna, pero bajo el nombre de Chiapas FC. Nuevo nombre, escudo y tras perder la categoría en 2017, desapareció por completo por adeudos. 

CURTIDORES  

Una situación similar a la anterior ocurrió en 1999, cuando la Unión de Curtidores de Guanajuato ascendió a Primera y fueron vendidos al Puebla, que habían descendido esa campaña, por lo que mantuvieron la categoría y Curtidores se quedó sin máximo circuito. 

LOBOS BUAP   

Por problemas económicos, Lobos BUAP se vio forzado a poner en venta el club y al final, la solución la encontró el cuadro de FC Juárez, que adquirió al equipo para tomar su lugar en la Primera División y dejar sin equipo profesional a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. 

POTROS  

Una mudanza poco olvidada. Luego de 89 años en la Ciudad de México, Atlante dejó a su afición luego de malas entradas registradas en el Estadio Azteca, su última casa en la ciudad y encontró su nuevo hogar en Cancún, Quintana Roo, donde fueron campeones en su primer torneo ahí (Apertura 2007). 

RAYOS  

Otro cuadro histórico y de tradición dentro del futbol mexicano que nació en la Ciudad de México, pero que a causa de bajas entradas en el Estadio Azteca, Necaxa decidió buscar nueva casa, misma que encontraron en Aguascalientes, donde viven desde 2003. Con datos de Notimex   

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com