Buscan un director para parque de Pompeya

2020-09-17 06:00:00

(Golpe. El espacio tiene muchos retos tras la pandemia. Foto: Cortesía EFE)

El Parque Arqueológico de Pompeya abrió un concurso público internacional para encontrar un nuevo director, anunciaron este jueves Dario Franceschini, ministro de Patrimonio Cultural y Turismo, y Massimo Osanna, actual responsable de la famosa ciudad enterrada por una erupción del Vesubio. 

“El último día de presentación de las candidaturas será el 3 de noviembre” y la decisión se espera para marzo del próximo año, explicó el ministro en una conferencia de prensa virtual. 

El ministro ha hecho un llamado internacional para encontrar un sustituto de Osanna, que pasará a ser el director general de los museos estatales. 

“Es un concurso abierto e internacional. Contará el currículum, la competencia, el proyecto que se presenta”, señaló Franceschini, que explicó que el concurso se publica este jueves y hoy en el Economist. 

El confinamiento a causa del Covid-19 ha detenido el crecimiento de una Pompeya que se había convertido en el “símbolo de un rescate”, afirmó el ministro. 

“En 2014, cuando llegué al ministerio, era sinónimo de derrumbes y de huelgas; hoy es un modelo”, subrayó. 

También se refirió a la dinamización del parque desde su llegada, con las visitas que crecieron 47.5 por ciento hasta 2019, pero el inicio de la emergencia sanitaria supuso un inciso en ese auge. 

Si en junio de 2019 Pompeya recibía a 429 mil visitantes, el mismo mes de este año la cifra cayó a 19 mil. “Una caída de 70 por ciento de enero a hoy”, según el ministro. 

El parque, que se recupera del golpe lentamente aunque de manera esperanzadora, tuvo en julio 56 mil visitantes y en agosto ya superó 100 mil. Su director espera que se pueda llegar a cifras previas al confinamiento o superiores para 2022. 

Una vez concluido el “gran proyecto” que permitió el desarrollo del parque con múltiples trabajos de rehabilitación y financiado con 105 millones de euros de fondos europeos, “aún queda mucha tarea por hacer”, explicaba Osanna. 

“Dejo el parque en una situación no crítica”, comentó; “eso le traspaso a mi sucesor”. 

Entre las tareas pendientes están las distintas estructuras por restaurar y un proyecto de 32 millones de euros para asegurar el frente sur del parque, unos trabajos que quedaron sin hacer debido al confinamiento. 

Pero el mayor desafío, concluye Franceschini, “ahora será, después de las excavaciones y las medidas de seguridad, ocuparse de todo lo que rodea a Pompeya… infraestructura, transporte. Será un trabajo largo, pero tendremos éxito”. 

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com