Biden, un presidente con mensaje de unidad

2021-01-20 06:00:00

(NUEVO COMINEZO. El juramento de Biden puso fin a los turbulentos 4 aņos de Donald Trump, que se convirtiķ en el primer mandatario saliente en 152 aņos que no asiste a la investidura de su sucesor. Foto: EFE)

WASHINGTON. Joe Biden se convirtió en el presidente número 46 de Estados Unidos en una solemne ceremonia de investidura en la que pidió apostar por la unidad para superar las múltiples crisis que atraviesa el país, y proclamó que “la democracia ha prevalecido” tras el mandato de Donald Trump.

“Es un día histórico y de esperanza, de renovación y resolución”, dijo Biden en su discurso de investidura, poco después de jurar el cargo como el presidente número 46 de la historia de Estados Unidos.

Su juramento puso fin a los turbulentos 4 años de Donald Trump, que se convirtió en el primer mandatario saliente en 152 años que no asiste a la investidura de su sucesor y, para cuando Biden juró el cargo, ya estaba en Florida.

El primer discurso de Biden como presidente fue optimista, aunque realista respecto a los retos que enfrenta el país, inmerso en lo que describió como “un frente unido de crisis y desafíos”.

“La unidad es el camino a seguir”, subrayó, al asegurar que sin ella “no hay paz, solo amargura y furia”.

El nuevo presidente pidió terminar con lo que definió como una “guerra no civil” entre demócratas y republicanos, y prometió trabajar tan duro por los que no le apoyaron en las elecciones del pasado 3 de noviembre “como por los que lo hicieron”.

“Seremos juzgados, ustedes y yo, por cómo resolvamos esta cascada de crisis de nuestra era. ¿Nos levantaremos para la ocasión? ¿Seremos capaces de superar este hora extraña y difícil?”, planteó.

Además, pidió “defender la verdad y derrotar las mentiras”, tras cuatro años de distorsión de los hechos por parte de Trump y sus aliados, y llamó a confrontar el “extremismo político, el supremacismo blanco y el terrorismo doméstico” de quienes asaltaron el Capitolio hace dos semanas.

“Repararemos nuestras alianzas y nos implicaremos con el mundo de nuevo, no para encarar los desafíos de ayer sino los retos de hoy y mañana”, fue su mensaje a las personas que le veían desde todo el mundo.

Hacia el final de sus más de 20 minutos de discurso, Biden también se refirió al hecho histórico de la llegada a la Casa Blanca de la primera mujer en la historia del país, Harris, y recalcó: "Que no me digan que las cosas no pueden cambiar".

Biden juró su cargo poco antes del mediodía, sobre la misma Biblia que ha utilizado con ese fin durante toda su carrera política: un enorme tomo que es propiedad de su familia desde 1893, y que mide casi 13 centímetros de ancho (5 pulgadas).

MENOS INVITADOS Y MÁS SEGURIDAD

Solamente un millar de personas, frente a las 200 mil habituales, asistieron como invitados a la ceremonia, reducida al mínimo debido a la pandemia y las amenazas de seguridad tras el asalto al Capitolio.

La mayoría de los invitados a la ceremonia eran legisladores estadounidenses, aunque también estaban los expresidentes Barack Obama (2009-2017), George W. Bush (2001-2009) y Bill Clinton (1993-2001), junto a sus respectivas esposas, Michelle Obama, Laura Bush y Hillary Clinton.

El ya ex vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, asistió también a la ceremonia junto a su esposa, Karen, para despegar luego rumbo a Indiana.

La ceremonia contó con el mayor despliegue de seguridad de cualquier investidura presidencial en la historia del país, bajo la atenta mirada de hasta 25 mil militares de la Guardia Nacional, cinco veces más que los que hay en Iraq y Afganistán.

TWITTER

"No hay tiempo que perder a la hora de resolver las crisis que enfrentamos. Esa es la razón por la que hoy me dirijo al Despacho Oval para ponerme manos a la obra y ofrecer acciones valientes y alivio inmediato para las familias estadounidenses": Joe Biden, @POTUS

SENADO

El Partido Demócrata de Estados Unidos tomó ayer el control del Senado, con lo que ahora domina las dos cámaras del Congreso y la Casa Blanca.  Los progresistas tomaron el control de la Cámara Alta después de que los dos nuevos senadores por Georgia, Raphael Warnock y Jon Ossoff, asumieran el cargo. La nueva vicepresidente de EU y por lo tanto nueva presidenta del Senado, Kamala Harris, tomó el juramento de Warnock y Ossof, así como de Alex Padilla, que la sustituye precisamente a ella como senadora por California.

(ÉPICO. Es la primera mujer, la primera afroamericana y la primera persona de origen asiático en llegar a este puesto en el país. Foto: EFE)

Kamala Harris, la primera vicepresidente de EU

WASHINGTON. La demócrata Kamala Harris hizo historia al jurar como vicepresidente de Estados Unidos, convirtiéndose en la primera mujer, la primera afroamericana y la primera persona de origen asiático en llegar a este puesto en el país.

“Juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de Estados Unidos contra todos los enemigos, extranjeros y domésticos; que mantendré una fe real en esto mismo”, comenzó Harris, que juró con la ayuda de la jueza Sonia Sotomayor, la primera magistrada latina del Tribunal Supremo federal.

El juramento es una fórmula fija que pronuncian todos los vicepresidentes cuando juran el cargo.

Harris juró con la mano encima de dos Biblias, como es tradición: una de ellas perteneció a una amiga de su familia, Regina Shelton, y la segunda fue propiedad del fallecido juez Thurgood Marshall, que fue el primer afroamericano que formó parte del Tribunal Supremo y es uno de los grandes referentes de la vicepresidente electa.

Con su madre como fuente de inspiración y proveniente de una cultura que “produce mujeres fuertes”, Harris ha tenido que recurrir en numerosas ocasiones a esa fortaleza en una trayectoria marcada por las primeras veces: fue la primera fiscal de distrito afroamericana y la primera fiscal general en la historia de California; la primera indio-americana en llegar al Senado y, ahora, marca otro hito.

Nacida el 20 de octubre de 1964 en Oakland (California), Harris es la hija mayor de una pareja de inmigrantes –Shyamala Gopalan, una investigadora contra el cáncer de la India, y Donald Harris, un economista de Jamaica–, que se divorciaron cuando ella tenía 7 años.

Su madre afirmaba en 2004 al diario Los Angeles Times que “una cultura que adora a las diosas produce mujeres fuertes”.

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com