100 aņos sin Lippmann

2021-07-11 06:00:00

La reproducción de los colores simples del espectro fue la más fácil de realizar. La fotografía de colores compuestos que presentan los objetos exteriores planteó un problema más difícil. A primera vista podría haberse considerado imposible. 

Gabriel Lippmann, Nobel lecture, 14 de diciembre de 1908 

 

En la actualidad cualquiera que posea un teléfono celular de regular a inteligente está en posibilidad de lograr fotografías a las cuales incluso puede aplicar filtros, en realidad, algoritmos para la manipulación de la información plasmada en el archivo con los datos logrados por la toma, y obtener imágenes cuya calidad dependerá de la habilidad y creatividad del operario, ello sin pensar en toda la tecnología desarrollada en el transcurrir de la historia para plasmar imágenes que puedan conservarse. 

Nacido el 16 de agosto de 1845 en Bonnevoie, Luxemburgo, aunque de padres franceses, Jonas Ferdinand Gabriel Lippmann se formó en la muy prestigiosa École Normale Supérieure de París, aunque falló en el examen por el cual se le permitiría ejercer de profesor (agrégation) ello lo decantó hacia el estudio de la física; es enviado por el gobierno de Francia a especializarse en la Universidad de Heildelberg, donde obtiene el doctorado con la mención summa cum laude a instancias de su profesor Gustav Kirchhoff en 1874, también estudió con Hermann von Helmholtz en Berlín. Para 1878 se incorpora como profesor en la Facultad de Ciencias de La Sorbonne. 

En su entrada biográfica publicada por la Fundación Nobel se consigna: “Lippmann, de mente original e independiente, hizo muchas contribuciones fundamentales valiosas a muchas ramas diferentes de la física, especialmente la electricidad, la termodinámica, la óptica y la fotoquímica” (https://www.nobelprize.org/prizes/physics/1908/lippmann/facts), en el ámbito de la instrumentación astronómica a él se debe el diseño del celostato, dispositivo por el cual se puede inmovilizar a una estrella y su campo circundante, permitiendo así tomar fotografías. 

En 1886 inicia sus investigaciones en torno a la reproducción fotográfica de los colores, para 1891 comunica sus resultados exitosos a la Academia Francesa de Ciencias, de la que llegó a ser presidente en 1912; los resultados completos de su teoría se publicaron en 1894. Es reconocido en 1908 con el premio Nobel de Física “por su método de reproducir los colores fotográficamente basado en el fenómeno de la interferencia”, ello lo hizo utilizando un espejo y la luz al reflejarse en la emulsión fotográfica producía por el fenómeno de interferencia una serie de capas ennegrecidas, la distancia entre las capas corresponde a ciertas longitudes de onda y se puede transmutar en una imagen en color. 

Es honrado con la membresía a la Academia Francesa de Ciencias y la Royal Society de Londres; falleció a bordo del vapor France el 13 julio de 1921 cuando regresaba de una misión de gratitud ante el gobierno canadiense dirigida por el mariscal Émile Falloye. 

@durrutydealba 

JB

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com