Pensiones: una vieja papa caliente

2021-07-18 06:00:00

Esta semana, jubilados y pensionados de Jalisco salieron a las calles para exigir cuentas de su patrimonio inmobiliario y de las inversiones al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal). Entre las demandas que expresaron los manifestantes están “la defensa de la seguridad social, de nuestro patrimonio y que se mejore la calidad de los servicios médicos que están en un estado de precariedad”. 

Los representantes de los sindicatos, jubilados y trabajadores del estado José Luis Tinoco y María del Carmen Cabrera denunciaron también el “saqueo al presupuesto y la posible extinción del instituto”. “Todos los directores de Pensiones que han pasado lo único que han hecho ha sido saquear la institución, han hecho inversiones de alto riesgo y se han perdido los fondos” (Mural, 15/07/21 e El Informador, 16/07/21). 

Alrededor de 300 manifestantes expresaron su desacuerdo ante la existencia de cuentas de pensiones de privilegio para ex funcionarios de gobierno cuyos sueldos oscilan entre los 100 mil y 180 mil pesos mensuales, mientras que quienes tienen una historia laboral en aulas y oficinas han sido presionados para ahorrar “por su cuenta” si quieren obtener una pensión que se acerque al salario que recibían como trabajadores activos (El Respetable, 15/07/21). 

Gobiernos van y gobiernos vienen, mientras que la alternancia política no muestra su capacidad para frenar abusos y privilegios de las élites, de sus partidos, frente a los trabajadores que se han gastado una vida trabajando en favor de los ciudadanos y las instituciones estatales que deben atender las justas demandas de la sociedad. Hace falta poner reglas claras en términos de acceso, permanencia y derechos de los trabajadores, que no necesariamente incluyan a funcionarios de élite que están de paso en esas instituciones que deberían salvaguardar los derechos de los trabajadores y no asegurarse privilegios salariales y políticos. 

Sería deseable que en lugar de sortear las presiones y las incomodidades que le generan a los gobiernos en turno las exigencias de sus trabajadores, el actual gobierno atienda en serio y regule el funcionamiento del Instituto de Pensiones y establezca con claridad la normativa a la que habrán de atenerse los funcionarios, así como transparentar en qué han invertido y cómo han resguardado los fondos que pertenecen a los trabajadores. Y claro, si alguno de los gobiernos que han antecedido han realizado malos manejos con los fondos de sus trabajadores es justo que se sancione a los abusadores. 

Lo que puede considerarse un acierto, en términos de que la consulta es de cada persona y para conocer información sobre cuentas individuales; desde una óptica de información abierta y transparente al público, así como para el análisis, es limitada, pues no se presenta el monto total de los fondos, lo que impide analizar lo que el presupuesto y fondos suman, compararlo con otros fondos o presupuestos y sobre todo poder calcular si realmente están en riesgo de acabarse en un periodo de ocho años, más o menos. https://transparencia.info.jalisco.gob.mx/transparencia/informacion-fundamental/8959 

Entre las demandas de los pensionados y jubilados al gobernador Alfaro, los interesados proponen una reforma a la ley del Ipejal para que se vigilen las inversiones y compras de este instituto, de manera que sea imposible realizar un manejo discrecional de los fondos de pensiones y las cuentas a los beneficiarios sean transparentes para todos los jubilados, los pensionados y la sociedad en su conjunto, no sólo como cuentas individuales. Es justo que los jubilados y pensionados tengan información cierta, válida y confiable por parte del gobierno para tener muy claro qué les espera en el presente y en el futuro próximo. 

*Profesor investigador del ITESO 

jjeosoriog@gmail.com

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com