Quinto Patio

2021-08-24 06:00:00

El gobernador Enrique Alfaro salió en defensa, con argumentos “imprecisos”, por no decir que falsos, del desarrollo inmobiliario Iconia, allá en Huentitán. Según quienes le proporcionan la información y que toma por buena, el terreno es propiedad privada desde hace 14 años; sin embargo, pasó a ser propiedad privada precisamente en su administración como alcalde tapatío, en 2017, cuando Hotelera Salamanca vendió una parte en 500 mdp; antes, estaba condicionada la entrega del predio a que se concretaran 16 obras públicas que no se ve dónde estén.

¡Ah!, ¡síííííííí!, ¡hay una!, el Parque Natural Huentitán; ese que, como dice el gobernador, está enfrentito de Iconia. Pero ayer lo presumió como logro propio, y es que, pensando mal, ¿será acaso accionista de Hotelera Salamanca? O, ¿por qué se lo adjudica?, ¿extraña sus tiempos de empresario de la construcción? ¡Vaya usted a saber!

***

Ya carrereado, Alfaro dijo que seguía sin entender qué hace la Universidad de Guadalajara (UdeG) involucrándose en el tema Iconia. Es un asunto que, puntualizó, no se justifica que ande metiéndose la universidad. El terreno se quería destinar para las Fiestas de Octubre, pero que cuando era alcalde tapatío él lo rescató, presumió. En su administración se presentó el plan maestro para Iconia y recordó que el entonces rector general de la UdeG, Tonatiuh Bravo Padilla, lo aplaudió y hasta sostuvo que era una apuesta “importantísima”.

La cosa es que el ex coordinador de los diputados federales de Movimiento Ciudadano (¡qué cosa!, cómo cambian los tiempos), tenía (y tiene) entre sus demandas como candidato a la alcaldía tapatía en el pasado proceso electoral la defensa del predio icónico como patrimonio de Guadalajara. Sobre los díceres de Alfaro, el ex rector general y ahora regidor electo no escribió nada en su cuenta tuitera para responderle. Lo que sí es que, entre más se acerca la reunión de la comisión de la UdeG con el gobernador, más gasolina le echa éste a la leña.

***

No dejaron ni para una pluma, gorrita o banderín. Ni para los chicles, pues. Todo se llevaron. Y es que, acusan ex candidatos y la Contraloría Ciudadana Independiente, que de los 52 millones de pesos que dio el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) a Morena en Jalisco para distribuirlo a sus candidatos, no se sabe dónde quedó la bolita. Dicen que se destinó a candidatos morenistas chiqueados. Dicen.

Pero al menos 15 ex candidatos de igual número de municipios no recibieron ni lonas, mucho menos lana. Y es que, señalan que quienes llegaron enviados de la Ciudad de México a dizque mover las campañas en Jalisco, pues se despacharon con la cuchara grande, y del presupuesto, como dijo el Lonje Moco: “Nadie sabe, nadie supo”. Haría bien el IEPC en revisar con lupa el caso.

***

La buena nueva es que arribó, por fin, un crucero a Puerto Vallarta. Proveniente de los Unaited, llegó con 2 mil 450 pasajeros luego de que por la pandemia dejaron de tocar tierra ahí barcos con turistas. Las autoridades reiteraron que los turistas descendieron con estrictos protocolos sanitarios y se comprobó que 98 por ciento están vacunados y los restantes son menores de edad.

La reactivación económica gradual del municipio empieza a pasar a semáforo verde turístico, pa decirlo en términos epidemiológicos. Que la pandemia no achicopale a los vallartenses y empiecen a tener más chamba, habrá que celebrarlo.

***

Padres de familia están deshojando la margarita. A escasos días de la reanudación de clases presenciales, siguen cavilando sobre si llevan a sus hijos a las aulas o los siguen dejando en casa. Difícil decisión cuando la tercera ola de Covid parece ola de surfistas.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com