Quinto Patio

2021-11-11 06:00:00

El gobierno de Guadalajara llegó muy blandito hacia el caso del desarrollo inmobiliario Iconia, allá por los rumbos de Huentitán. Pareciera que más por presión social que por otra cosa, el alcalde tapatío Pablo Lemus aseguró que revisaría el tema y si detectaba irregularidades, cancelaría todo. Eso dijo.

Sin embargo, hasta ahora no lo ha cumplido y, como han señalado vecinos, ha sido complaciente con las empresas que ya reactivaron las acciones: derribaron todos los casi mil árboles de la reforestación ciudadana y ya están construyendo. Mientras, el alcalde y el gobierno municipal, haciendo como que la virgen les habla.

***

En otro asunto, tanto Pablo Lemus como el resto de alcaldes del Área Metropolitana de Guadalajara, de distintas orientaciones políticas, acordaron enviar por escrito a la Cámara de Diputados un llamado, un SOS, para que prevean fondos que se destinen a apoyar a las corporaciones policiales de los respectivos municipios (Tonalá, Zapotlanejo, Tlajomulco, El Salto, Zapopan y Guadalajara).

Y es que en la Cámara de Diputados están discutiendo precisamente el Presupuesto de Egresos de la Federación 2022. Y como al que no habla Dios no lo escucha, enviaron la misiva. Recuerdan que la anterior Legislatura federal desapareció el programa de Fortalecimiento para la Seguridad Pública, y quedaron sin esos recursos los municipios, mientras los policías hacen su chamba con mayores carencias y riesgos. Por ello los alcaldes piden más recursos a quienes siguen debatiendo a gritos y sombrerazos el presupuesto federal.

***

Y como ejemplo de inseguridad, basta asomarse a Tlaquepaque. La población del municipio corre riesgos en esa disputa por el mercado entre bandas. En las últimas horas, un doble homicidio en la colonia Nueva Santa María aportó otras dos víctimas varones a la estadística que crece y crece de asesinados a las faldas del cerro del Cuatro. Ahí cerquita, en la Guayabitos, también mataron a tiros a otro hombre y un cadáver fue abandonado en Parques Colón.

Las ejecuciones múltiples y los homicidios individuales no han parado. Incluso se recrudecieron desde que en marzo fue asesinado El Cholo, cuyo cuerpo fue abandonado en una banquita en la plaza principal de Tlaquepaque. De ahí se calentaron las cosas. Otro evento que avivó la violencia recientemente fue la captura de Tomás N en agosto, jefe de plaza en colonias del cerro del Cuatro y otras próximas. Parece que los reacomodos nomás no terminan de embonar y sigue lo que llaman la voladora.

***

A los diputados locales les volvieron a señalar, remachar, evidenciar sus errores. Y lo hicieron no cualquier grupo de personas sino los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de quienes ya hasta perdimos la cuenta de las veces en que les ponen tache, como sucedió con la pasada Legislatura.

Según el morenista José María Martínez van ocho casos y éste es grave porque se trata de los juzgadores que por segunda ocasión les dicen que hicieron mal las cosas con ellos; primero, por la cuestión de quererles reducir la jubilación, y ahora, de no aplicarles los exámenes de control de confianza para condicionar un cargo que ya tienen. Falta ver si los diputados se animan a enmendar la plana a un proyecto de ley que envió el gobernador, o si lo dejan así, como han hecho con otros pronunciamientos de la Corte, que los dejan en visto.

***

Todos los huesos disponibles en el Congreso local ya fueron repartidos. Tardaron dos días en tallar el lápiz y lograr consensos, y ayer les tomaron protesta.

También acordaron las bolsas para contratación de supernumerarios, por lo que están listos para pasar los nombres. Asistimos al tradicional palomeo y reparto. Navidad anticipada, pues.

qp@ntrguadalajara.com

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com