Aprendamos a negociar

2021-12-01 06:00:00

De manera irremediable y en forma cotidiana en la familia, con la pareja, los amigos, los compañeros de trabajo, los vecinos u otras personas vivimos situaciones que generan un conflicto.  

El conflicto es una situación en la cual dos o más personas con intereses o motivaciones diferentes entran en confrontación, oposición o emprenden acciones mutuamente antagonistas para lograr que finalmente tal situación se resuelva de acuerdo a su perspectiva. 

Lo que es muy común es que las personas busquen imponer su perspectiva y se exalten, agredan verbal o físicamente o, en no pocas ocasiones, lleguen a matar a la persona antagonista. 

Un ejemplo de ello es un caso reciente en el Estado de México, donde un grupo de personas mató a un adulto mayor de 63 años por la disputa de un cajón de estacionamiento. 

Ante ello, una forma adecuada para resolver un conflicto es negociar. Negociar es una actividad o método pacifico por el que dos o más personas interesadas en un asunto buscan llegar a un acuerdo que satisfaga los intereses de cada una. 

Una negociación eficaz se caracteriza por la cesión de algunos elementos por ambas partes para conservar de forma sustancial los intereses particulares y la clave de una negociación es la conversación. 

Algunas claves para lograr una negociación exitosa son: 

  • Planificar. Es muy recomendable preparar con antelación la negociación con información pertinente y tener claros los objetivos que se quieren alcanzar 
  • Preparar el espacio adecuado para negociar (debe ser cómodo, fresco e íntimo) 
  • Prepararse física y psicológicamente para negociar. Es importante llegar a la negociación descansado, relajado, alimentado, hidratado, con tiempo suficiente y concentrado en la función a desarrollar para contar con las condiciones adecuadas para realizar óptimamente el proceso de negociación 
  • Respetar a la persona. El respeto favorece la creación de un clima de colaboración 
  • Empatizar. Identificar y comprender los intereses y preocupaciones de la otra persona, además de sus debilidades y fortalezas, ayuda a dar con la mejor solución  
  • Promover confianza. Desde que comienza la negociación hay que tratar de crear un clima de confianza entre las partes 
  • Ser flexibles. Las personas que tengan la capacidad de adaptarse a las nuevas características de una determinada situación podrán encontrar soluciones alternativas 
  • Favorecer la creatividad. Promover la capacidad y actitudes para generar nuevas ideas o soluciones a la situación conflictiva 
  • Ser asertivos. Es importante saber decir no y hablar claro para evitar malentendidos 

red_ciu@yahoo.com.mx

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com