Filme replantea las relaciones

2022-03-31 06:00:00

(CONFORT. Alfonso Pineda asegura que la película es divertida, pero también invita a la reflexión. Foto: Cortesía EFE)

El encuentro de dos parejas de dos generaciones distintas que origina todo un debate sobre la sexualidad sin tabúes constituye el centro del argumento del filme Dos más dos, la versión cinematográfica de la historia originalmente argentina, dirigida por el director mexicano Alfonso Pineda Ulloa.   

“En la película original las parejas eran de la misma edad y esta vez la idea era explorar cómo los conceptos cambian de forma generacional, el concepto del amor, del sexo, del matrimonio, cómo todo eso cambia y cuando se encuentran chocan”, explica Pineda en entrevista.  

La historia sigue la vida de Enrique (Arath de la Torre) y Sara (Adriana Louvier), un matrimonio aburrido que está tan instalado en su zona de confort sin que recuerden lo que es sentir atracción sexual.   

“Están unidos únicamente por el matrimonio, no hay chispa, ya no hay relaciones sexuales, están juntos porque no quieren perjudicar al hijo”, afirma.   

Ambos se enfrentarán a un mundo nuevo cuando en una reunión conocen a Lucy (Tessa Ia) y a Ricardo (Luis Ernesto Franco), una pareja que, en sus veintes, exploran la sexualidad como swingers y que los invitarán a probar estas prácticas que nunca imaginaron.   

“Es una película divertida, pero tiene un deje de reflexión. Abre el diálogo a estos temas de diversidad y muestra que las relaciones no son iguales para todos que dependen de ti y de tu pareja y de lo que necesites en ese momento en la vida. Es importante saber que hay un abanico de opciones y que no hay ni buenos ni malos, sino lo que a ti te funcione”, asegura Pineda.   

El filme, que se estrenó el día de ayer en salas nacionales y posteriormente será exhibido en la plataforma Star+, está basado en la versión argentina homónima dirigida por Diego Kaplan en 2012, pero también se renueva con los nuevos paradigmas que existen en la actualidad en torno a la sexualidad.   

“El reto fue cómo contarlo a los jóvenes de hoy en un México un poquito más abierto gracias a los jóvenes que han llegado con mucha fuerza”, agrega.   

La misma historia ha sido trasladada al teatro y desde ahí se ha explorado en comedia.   

“La obra la vi en su momento, pero a diferencia del teatro, aquí los personajes son muy humanos, no intentan ser cómicos, sino que las situaciones son cómicas. En la película nuestros personajes se toman tan en serio la situación que terminan dando risa”, explica el director.   

Acostumbrado a estar más cercano a los géneros dramáticos y de acción en la industria audiovisual, Pineda comenzó a interesarse en la comedia a partir de un tema muy personal.   

“Mi mamá cayó en demencia y hubo un tiempo en el que no sabía qué hacer y para ocuparla me ponía a ver películas con ella para tratar que la marea bajara y me di cuenta que realmente reaccionaba solo a las comedias y me di cuenta de que quería hacer cine que ella pueda disfrutar para que ella se pueda reír”, cuenta.   

Ahora está convencido que es uno de los géneros que más disfruta y se considera bueno haciéndolo, mientras prepara el estreno del filme Valentino, aunque todavía no tiene fecha.  

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com