Con apertura de instalaciones militares, gobierno reconoce violaciones de derechos en ‘Guerra Sucia’  

2022-06-23 18:20:10

(Foto: Cuartoscuro)

Con la apertura de los archivos e instalaciones militares de Lomas de Sotelo, el gobierno de México reconoce que hubo graves violaciones a los derechos humanos contra los integrantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre, hace 50 años, en la Guerra Sucia.  

Alicia de los Ríos Merino, investigadora de la Universidad Autónoma de Chihuahua, investigadora y familiar de una persona detenida y desaparecida, señaló que al crear la Comisión de la Verdad y el Esclarecimiento Histórico el gobierno reconoce estas violaciones y se avanza en el derecho a la verdad.

“Significa que de manera tácita se está reconociendo que algo sucedió ahí, aunque no lo reconocieron ayer de manera institucional con excepción del subsecretario Alejandro Encinas que fue contundente, fue claro al decir que esas instalaciones militares de Lomas de Sotelo funcionaron como guarida de la brigada especial, mejor conocida como brigada blanca, ni el secretario de la Defensa Nacional, Sandoval González, ni el presidente reconocen que en ese lugar fueron las violaciones graves de derechos humanos que nosotros hemos venido denunciando por 50 años”.

Alicia de los Ríos habló en la Comisión de la Verdad y el Esclarecimiento Histórico en representación de las familias buscadoras de personas detenidas y desaparecidas por motivos políticos y aunque en el evento ni el secretario de la Defensa Nacional ni el presidente de la República reconocieron que en las instalaciones de Lomas de Sotelo existieran graves violaciones a los derechos humanos al abrir los archivos de la Guerra Sucia indirectamente reconoce este hecho.

Manifestó que les preocupa que por el paso del tiempo se hayan perdido valiosos testimonios que ayuden a esclarecer qué sucedió en los sótanos de esa institución militar y aunque intentaron provocarlos al afirmar que también la memoria de los militares caídos en el cumplimiento de su deber en la Guerra Sucia debe ser reconocida.  

“Equipararlo implica reconocer que obedecían cierta obediencia les autorizaba violar derechos humanos, no es así, no estaban autorizados a violar derechos humanos de las personas opositoras al régimen de las décadas de los 60, 70, 80 y 90, y sobre todo que las bajas del ejercito fueron hechas de una posición de poder, desde la calidad voluntaria que implica ser un militar”.

Alicia de los Ríos Merino reconoció que acceder al sótano donde se cometieron desapariciones de personas detenidas, tortura y demás crímenes fue aterrador, pero también es un impulso para continuar en la lucha por la verdad.

El padre de Alicia, Enrique Pérez Mora, quien era originario del Barrio de San Andrés, en Guadalajara, y formaba parte de la Liga Comunista 23 de Septiembre, murió en Culiacán, Sinaloa, en un enfrentamiento, pero su madre fue detenida y trasladada al Campo Militar 1, donde permaneció desde 5 de enero de 1978 hasta finales de mayo de 1978, fecha de la que ya no supo más de ella. 

EH 

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com