Dos orejas, la cosecha en la tercera novillada 

2022-09-25 06:00:00

TEMPLE. Alberto Ortega recibió elogios de los asistentes a la tercera novillada de la temporada. (Foto: Especial)

Tarde de contrastes y de triunfo, triunfo de ese que no necesariamente se logra con pasear los trofeos con vuelta al ruedo. La tercera novillada del serial de la Nuevo Progreso dejó gratos momentos y la mejor entrada, sin duda, en lo que va de la temporada. 

Cartel conformado por dos rejoneadores, los hermanos Funtanet, que dejaron muestra de buena técnica, dominadas cabalgaduras y conexión con el público. Una oreja para Javier, el que abrió plaza, luego de lidiar con un astado que colaboró para el toreo a caballo. La afición le reconoció, y tanto él como su consanguíneo, José, cayeron de pie ante una exigente afición. 

Para los toreros de a pie fue una tarde contrastante. Abrió plaza en el toreo tradicional el joven novillero Alberto Ortega; hay en él un torero que puede funcionar, pues dejó muestra de técnica, toreo hondo, templado y con el valor suficiente para aclarar que, a lo que fue a la Nuevo Progreso, era a triunfar. Lidió con dos astados de buenas hechuras, de juego distinto, pero con ambos, mostrando las cualidades que tiene con la mano diestra, en muletazos de fuerte calado y que cayeron en gracia de la afición de Guadalajara. Mejoró su actuación con el segundo de la tarde, en estatuarios pases por alto, naturales templaditos y derechazos lentos que fuerte calaron en el tendido. Perdió la oreja por un fallo en el acero, pero, sin duda, el triunfo con una vuelta al ruedo lo dejó impreso, gracias a su buen quehacer. 

El tercero en el cartel fue el novillero Juan Dinastía. En su primero de la tarde, un toro que exigió, el joven coleta se mostró con valor medido, apresurado en su labor y con escaso temple, lo que lo hizo pasar desapercibido. Con el segundo de la tarde, Dinastía se topó con el mejor toro de la tarde, un astado que debió merecer el arrastre lento y que se fue sólo con el reconocimiento del público, pero que mereció también tandas rematadas, toreo apacible y al menos, tres tandas más.  

Así se fue la tercera del serial, en espera del próximo domingo donde se llevará a cabo una de las novilladas que ha despertado más interés en la afición.  

jl/I

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com