Uno de cada 160 ni´┐Żos en el mundo tiene autismo

2024-04-02 18:21:11

(Foto: Cuartoscuro)

En el mundo, uno de cada 160 niños tiene autismo, una neurodivergencia que afecta su interacción con otras personas, aunque el espectro varía de persona a persona, explicó el psicólogo clínico, Julio Villegas.

Enfatizó que el autismo no es una enfermedad sino una condición de vida que dificulta la interacción social.

Indicó que hay diversos mitos alrededor del espectro autista como el que no tienen sentimientos, que son muy inteligentes, que son agresivos o incluso que se contagia.

“El principal mito es que se dice que las personas con autismo carecen de sentimientos y de emociones, cuando la realidad es que las personas con esta condición de vida sienten como todos los demás, como cualquiera de nosotros, es importante que no confundamos los retos de interacción a la falta de sentimientos hacía los demás, otro de los mitos es que las personas con autismo son genios, la realidad es que algunos pueden tener un coeficiente intelectual superior al término medio, no se debe generalizar, otro mito más es que las personas con autismo son agresivas o se lesionan”.

Julio Villegas reiteró que el autismo no es una enfermedad, no se contagia y no tiene cura, simplemente es una manera diferente de interpretar el mundo que se caracteriza por una neurodiversidad.

Reconoció que pese a los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud aún hay desconocimiento sobre el espectro autista y se cae en los mitos.

A las personas con niños pequeños los exhortó a estar atentos a sus conductas y con ello permitir que los menores con espectro autista se acerquen a temprana edad con los especialistas y accedan a terapias conductuales que les permitan interactuar mejor con el resto de las personas.

Aunque el espectro autista debe ser diagnosticado por algún médico y se requieren de estudios, uno de los principales rasgos de los niños es que evitan el contacto visual o lo hacen, pero como si no pasara nada, no hay interacción verbal, ni reaccionan cuando se les nombra, en pequeños no hay contacto visual ni sonrisas.

Detalló que cuando son adultos, algunos pueden desarrollar su vida laboral competente, ganar dinero, pagar sus cuentas, ir de vacaciones, tener hijos y esposa, sin embargo, hay otros que deben tener un guardia legal de por vida.

EH 

 
Derechos reservados ® ntrguadalajara.com