INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Laura Noriega y el Salone

La semana pasada se llevó a cabo el Salone del Mobile, la gran fiesta global de los diseñadores industriales (algo así como la Feria de Fráncfort para los bibliófilos o la Bienal de Venecia para los apasionados del arte), que este año reunió a más de dos mil empresas y 400 mil visitantes, rompiendo cualquiera marca conocida en su mercado.

Para recordar la grande festa hablemos de Laura Noriega, una de las más importantes diseñadoras de México, tapatía y fundadora de Tributo, “una marca de diseño en donde nuestro principal valor es lo hecho a mano”. A través de este proyecto (tributo.mx), afirma que se construye “una cartografía de la diversidad creativa, material y técnica de México, colaborando y vinculando industrias creativas.”

Laura Noriega logra, como muchos otros diseñadores (a quienes poco reconocemos), sorprendernos con su capacidad de reunir arte y utilidad en un mismo objeto, retando incluso esta regla; la revaloración del trabajo artesanal que hoy vivimos, la profunda restitución de nuestras raíces, de eso que ideamos, formamos y terminamos usando nuestros sentidos, lo artesanal como una manera de hacer y pensar el mundo. Echeri, una de sus piezas (imagen), no es sólo un joyero inspirado en el arte purépecha, sino también una revisión de lo que culturalmente este arte representa, de su poder más allá del objeto mismo.

Para Laura Noriega, quien también visitó la semana pasada el Salone, “la belleza es utilidad. Pero hoy el tema que considero debemos desarrollar con urgencia desde todas las disciplinas es nuestra conciencia ambiental y nuestra capacidad para realizar los cambios necesarios para disminuir y mitigar nuestros impactos.”

@doloresgarnica

da/i