INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Lecciones presidenciales

Esta semana se cumple un año de la victoria electoral de López Obrador. Como candidato a la presidencia, una de sus principales promesas fue transformar la realidad política y económica del país. Como presidente, ha impulsado reformas que han tenido efectos en los ámbitos económicos y financieros, aunque no necesariamente con buenos resultados.

En mi opinión, dichas reformas han tenido efectos negativos. El país se encuentra en un proceso de desaceleración económica. El desempleo crece y la inflación todavía se encuentra por arriba de los objetivos de política monetaria. El déficit comercial no se prevé que desaparezca, ni tampoco la volatilidad en los mercados financieros.

Así, hay lecciones que ya debiera haber aprendido el presidente. La primera es que hay que mejorar la planeación, la ejecución y la fiscalización del gasto público. Los programas y proyectos no pueden improvisarse; deben hacerse y supervisarse con base en los criterios gerenciales de la política pública. Los programas sociales tendrían que focalizarse, no universalizarse.

La segunda es que deben mejorarse la coordinación y la toma de responsabilidades en el gobierno. Particularmente, la SHCP y la SE debieran tener un papel más activo en las negociaciones económicas y financieras internacionales. Ello porque la responsabilidad de la economía y las finanzas nacionales recae en dichas secretarias, no en la SRE.

La tercera es que el gobierno debe intervenir en los mercados laborales bajo criterios racionales. Las políticas laborales tienen que promover el empleo útil y hacer efectivas las obligaciones de los beneficiarios de la seguridad social. Asimismo, no deben reducir los incentivos para que los trabajadores desempeñen sus funciones de manera adecuada.

La cuarta es que las políticas también deben tener una visión de largo plazo. La formación de capital físico y humano tendría que ser una prioridad. Particularmente, los apoyos a la inversión pública, la educación, la ciencia, la tecnología y la investigación no pueden disminuir. Idealmente, dichos apoyos debieran otorgarse bajo criterios de calidad, pertinencia y viabilidad.

Finalmente, la lección más importante es que el gobierno debe generar certidumbre y armonía entre los agentes de la economía.

Email: starp2000@yahoo.com

JJ/I