INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Cercan a Lomelí

Aún no se digería el escándalo de la sorpresiva detención del acaudalado y poderoso penalista Juan Collado, cuando viene la intempestiva renuncia del súper delegado federal de Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños.

La cercanía de Lomelí con Andrés Manuel López Obrador no le fue suficiente para mantenerse a salvo de las indagatorias de la Secretaría de la Función Pública, a cargo de Irma Eréndira Sandoval, la cual encontró elementos suficientes para dudar de la conducta del jalisciense, a quien se atribuyen tráfico de influencias y conflictos de interés en la adjudicación de millonarios contratos de proveeduría al sector público.

El caso de Carlos Lomelí, de prosperar debidamente con precisas investigaciones y eventuales procesos penales sustentados, daría al régimen lopezobradorista solidez en sus pronunciamientos contra la corrupción y la impunidad.

A la investigación a Lomelí se suma la detención de tres ex funcionarios de la secretaría de Finanzas de la Ciudad de México, incluida la subsecretaria de Planeación  Financiera, Berenice Guerrero, a quienes esta semana se les vinculará a proceso penal.

Estos se suman a los procesos abiertos contra Lozoya y Collado, símbolos de la corrupción de sexenios pasados, pero la investigación a Lomelí, podría ser el gran inicio de la depuración del actual gobierno, porque aún hay muchos funcionarios que distan bastante de ser honestos.

AHORROS

Durante décadas se nos vendió el prurito de que crecimiento económico significaba mejores condiciones de vida para los mexicanos, que entre más creciera el PIB más desarrollo alcanzaba el país.

La realidad fue otra, el crecimiento económico fue pobre sin dar beneficios reales a la mayoría de los mexicanos, el modelo de desarrollo sirvió solo para concentrar más la riqueza, no para distribuirla.

Hoy, los principales indicadores económicos están a la baja o se encuentran amenazados por su fragilidad pero ello no ha impactado aun negativamente en las grandes mayorías, aunque si, en los ingresos esperados de los súper ricos y súper empresas.

Crecimiento y desarrollo no son sinónimos, el primero se basa en fríos números macroeconómicos, el segundo en las condiciones de mejoría social (educación, salud y alimentación) para las mayorías nacionales. Ya veremos.

Email: salvadormartinez@visionmx.com

Twitter: @salvador_mtz

JJ/I