INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

Nota metropolitana de la noche del domingo y ayer por la mañana fue el tremendo chorrote de agua que se dejó venir desde una ladera del cerro hasta inundar el área alrededor del Club de Golf Santa Anita, en Tlajomulco. Fue de tal magnitud la lluvia que arrastró material geológico que dejaron los incendios en la zona boscosa. Diversos videos que circulan en las redes sociales muestran cómo una potente cascada café cae desde el cerro, arrastra cuanta cosa, incluidos vehículos, encuentra a su paso y pone en riesgo a los vecinos. Lodo, piedras, ramas, basura, debieron ser recogidos ayer por trabajadores de distintas dependencias, incluidos militares.

¿Qué sucedió? Entre otros eventos, un canal se desbordó en Bosques de Santa Anita. Accesos a la zona en que conviven colonias, negocios, escuelas y ranchos, se bloquearon. Se cayó una barda perimetral. De acuerdo con vecinos del área aledaña al club y que resultaron con daños en sus fincas, ya no se diga el susto, la ampliación de un fraccionamiento en la parte alta y la devastación imparable de La Primavera, por una u otra causa, como son los incendios, originaron el deslave. Los riesgos continúan.

***

Por los daños el Comité de Emergencias de Tlajomulco emitió la declaratoria de emergencia para acceder a los recursos del Fondo Estatal de Desastres Naturales (fondos que hoy entregará a GDL el gobernador Enrique Alfaro). El reporte en Tlajo es que se inundaron 50 casas, 15 vehículos fueron arrastrados y se afectaron 32 vialidades, entre ellas bulevar Bosques de Santa Anita, la avenida López Mateos y Camino Real a Colima. ¿Qué hacer? Urge blindar al cerro El Tajo de más urbanizaciones y que el ayuntamiento proteja el área, demanda la Unión de Colonos de la Puerta Sur. Pues, miren, cuando azota una intensa lluvia, miles rezan en la metrópoli rogando no haya afectaciones.

***

Y a propósito de inundaciones y daños ambientales, ayer la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco emitió una recomendación dirigida al Ayuntamiento de Tonalá, donde también se han cocido habas. El organismo pidió, entre otros puntos, sanear la cuenca del río Azul, que por el proceso de urbanización desordenado o no planeado resulta afectada la recarga de agua en el afluente. ¿Consecuencias? Se perjudican gravemente las condiciones de vida de los tonaltecas al estar expuestos a constantes inundaciones que ponen en riesgo las condiciones ecológicas del río Azul.

Desde su cauce principal hasta su parteaguas en el cerro De la Reina, la cuenca del río Azul (que les aseguramos ya no es azul) origina la violación de diversos derechos de los vecinos. De no tomarse medidas inmediatas las afectaciones a la calidad de vida se agudizarán, en algunos de manera irreversible. Por lo pronto aceptó la recomendación el ayuntamiento tonalteca y el gobierno estatal de entrarle al quite. Uno de los puntos es que se promueva declarar área natural protegida el cerro De la Reina, un sitio cultural, turístico, ambiental, histórico y con una gran carga simbólica para el Municipio. Pa irnos por una selfi ahí.

***

Momentos de frustración o regocijo, los de ayer. Para miles de jóvenes en uno u otro estado emocional significó conocer si fueron o no aceptados como alumnos en alguna de las licenciaturas de la UdeG: para el ciclo escolar 2019-B la institución recibirá solo a 33.43 por ciento.

***

Según el propio gobierno del estado, en un mes estará la ruta-empresa en el transporte público al 100 por ciento en la conformación legal, y para diciembre estarán ordenaditas las unidades circulando, de acuerdo con el programa general de transporte ¿Será? Al menos esa es la meta de Mi Transporte, que parece estar leeeeejos, muuuuy leeeejos de la realidad.

qp@ntrguadalajara.com

JJ/I