INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Desigualdad femenina 

Para mi hija, quien espero que pueda vivir en un México mejor 

 

Recientemente, ha habido convocatorias para que las mujeres participen en las marchas y el paro nacional programados, respectivamente, para los días 8 y 9 de marzo. Estas convocatorias buscan, entre otras demandas, que las autoridades resuelvan la violencia de género, la falta de derechos reproductivos y la desigualdad del país.  

Las mujeres tienen una relevancia económica fundamental para el país. Según la última ENOE, correspondiente al cuarto trimestre de 2019, la población ocupada equivale a 55.7 millones de personas, de las cuales 22 millones son mujeres. Así, prácticamente el 40 por ciento de las actividades económicas del país depende de las mujeres. 

Laboralmente, la participación femenina es muy desigual en los sectores económicos. Según datos del Inegi referentes a 2017; la mayoría de ellas trabaja en el sector terciario (78.7 por ciento), otra parte en el secundario (17.1 por ciento) y menos en el primario (3.8 por ciento).  

Geográficamente, ltambién están ocupadas de manera desigual por regiones. Los estados donde hay mayores porcentajes de ocupación femenina son Tlaxcala (49.2 por ciento), Guerrero (49.0) y Oaxaca (48.1). Los estados donde hay menores porcentajes son Coahuila (39.3), Campeche (38.3) y Nuevo León (37.7 por ciento). 

En Jalisco, las mujeres en edad de trabajar que tienen o están buscando empleo varían también. Los municipios con mayores tasas de participación económica femenina son Puerto Vallarta (45.5 por ciento), Zapopan (42.3) y Guadalajara (42.2), y con menores tasas son Bolaños (12.6 por ciento), Mezquitic (11.9) y García Barragán (11.8).    

Las cifras evidencian que las convocatorias de marzo están justificadas desde una perspectiva económica. Los problemas de las mujeres deben ser atendidos por las autoridades; entre otras razones, porque ellas son mayoría en el país y porque enfrentan muchas desigualdades y vulnerabilidades que tienen décadas de rezago. 

El presidente atribuyó las convocatorias de marzo a los grupos conservadores del país. Tiene razón: los y las que impulsamos dichas convocatorias somos los que queremos conservar nuestras instituciones, nuestra integridad física, nuestros derechos y nuestras actividades para prosperar económica y socialmente. En este contexto, sin lugar a dudas, muchos somos conservadores. 

starp2000@yahoo.com

jl/I