Menos verbo y más acción

(Foto: Imago7)

La personalidad extrovertida de Jorge Vergara ha sido sin duda uno de los puntos cuestionables durante su gestión como propietario del Club Guadalajara.

Sin embargo, de un tiempo para acá el mandamás rojiblanco aparece cada vez menos ante los medios, por lo que el mando ha sido trasladado al director general del Grupo Omnilife-Chivas, José Luis Higuera, pero sobre todo al heredero de la familia: Amaury Vergara Zatarain.

A pocas horas de iniciar un nuevo torneo en el que ya no tendrán a Matías Almeyda como técnico, el vicepresidente de Chivas asegura entender el malestar de la afición por la forma en que se ajustó el equipo de cara al Apertura 2018, pero aclara que su gestión será más de acciones y no tanto de palabras.

“Yo me voy a caracterizar por ser una persona de más acciones y menos hablar. Yo le pido a la afición que nos juzgue por las acciones de este torneo, los ciclos se cierran, en el futbol hay cambios. Hay que ser maduros, es uno que se cerró, estamos agradecidos con el cuerpo técnico pasado y le tenemos mucho cariño, ahora a empezar de nuevo, tenemos cosas nuevas, la afición debería estar pensando en lo que tenemos por delante: un Mundial de Clubes, necesitamos su apoyo”.

Pero el joven directivo de 30 años que paulatinamente asume el mando de su padre, sabe que el desafío que ha aceptado es enorme por la historia que representa el Club Guadalajara y la exigencia que tiene en cada torneo.

“Para mí es un gran honor. Independiente de que por consecuencia de mi familia o mi padre me toca, para mí es como si no fuera así, es un rol que asumo con responsabilidad, sé que el compromiso es grande con la afición, la marca, el equipo, la camiseta, es el sueño de mucha gente estar detrás de Chivas. Trabajo duro y haré todo lo posible desde mi lugar”.

Amaury tampoco deja de lado el malestar de la afición y el eventual boicot de no acudir al estadio ni comprar productos de la marca Chivas como se ha promovido en redes sociales.

“Es importante lo que la gente piense, en Chivas tenemos una gran responsabilidad con ellos. Todos estamos muy ansiosos, con la expectativa, no me preocupa el tema de los boicots, si la gente decide no apoyar en estos momentos se respeta, a veces lo negativo es lo que más se escucha, pero a mí me ha escrito mucha gente que nos está apoyando”.

____________________

FRASE

“Yo me voy caracterizar por ser una persona de más acciones y menos hablar. Yo le pido a la afición que nos juzgue por las acciones de este torneo, los ciclos se cierran, en el futbol hay cambios”
Amaury Vergara, vicepresidente deportivo de Chivas

Vergara goza de buena salud

La última aparición de Jorge Vergara ante los medios de comunicación fue el 16 de marzo en la presentación de Francisco Gabriel de Anda como director deportivo.

Desde entonces han circulado versiones de que el empresario de Omnilife se encuentra delicado de salud, y por ello ha delegado responsabilidades a sus más allegados.

Sin embargo, su hijo Amaury Vergara afirma que su padre se encuentra en óptimas condiciones.

 “Él está muy bien, muy contento, es un proyecto de vida para el que nosotros como familia lo estamos apoyando en sus empresas, se está tomando el tiempo que él necesita para que nosotros podamos tomar el control, cuando puedan hablar con él la próxima vez les platicará de lo feliz que está con este proceso que estamos viviendo, yo estoy contento, orgulloso, honrado, entiendo el peso, me tocó crecer con Chivas y estoy listo para asumir el rol como Vicepresidente Deportivo. No está enfermo para nada”. Omar Fares

Con la ilusión siempre viva

Mario de Luna se formó en las fuerzas básicas del Club Guadalajara, y surgió como una joven promesa que se desempeñaba muy bien como lateral derecho, por lo que fue considerado por José Manuel de la Torre en 2007. Pero quien realmente le dio la oportunidad fue Efraín Flores para el Apertura 2008.

De Luna permaneció en Chivas hasta concluir el Apertura 2012, cuando todavía era técnico el holandés John van´t Schip, y a partir de entonces deambuló por el hoy desaparecido Chivas USA de la MLS, pasó al Puebla, y después a Necaxa.

Todo indicaba que al ser oriundo de Aguascalientes, De Luna terminaría su carrera con los Rayos, pero a sus 30 años regresa para reforzar a un equipo lleno de incertidumbres.

Lo cierto es que Mario dice que valoró mucho su larga ausencia de seis años.

“Al estar aquí en Chivas se aprenden cosas importantes que a lo mejor cuando sales de básicas no te das cuenta de eso, y al irte y ver a Chivas cuando quedó campeón y todos los títulos que ganó ahora y la gente festejando con ellos es algo que no pasa con otros equipos”.

El lateral derecho comentó que en realidad nunca se puso a pensar si su retorno ya era imposible, pero nadie le quitaba el sueño de volver.

“Nunca sabe uno, pero queda la ilusión de estar en un equipo tan importante como Chivas, no digo que Necaxa y Puebla no lo sean, pero también todo lo que arraiga Chivas, cómo te sigue la gente, casa y ciudad que vas la gente te arropa, y sí tenía la ilusión de regresar. No me sorprendió regresar porque yo notaba que estaba bien física y mentalmente, sorpresa que me hubieran llamado sin estar jugando”.

NUMERALIA

  • 30 años tiene Mario de Luna
  • 4 equipos en los que ha militado: Chivas, Chivas USA, Puebla y Necaxa
  • 10 años como jugador profesional

JJ/I