INICIO > ARTE
A-  | A  | A+

Un récord muy zapateado

Ánimos. La lluvia tempranera se fue para dar paso a un Sol inclemente, que no mermó en la alegría de los asistentes para presenciar el rompimiento del récord. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Parecía que hasta el Sol se había puesto de acuerdo para romper el récord.

Ayer, en el Centro de la ciudad amaneció lloviendo y parecía que todo el día estaría nublado, pero justo antes de iniciar con el evento, las nubes se disiparon y la multitud se apoderó de Plaza Liberación.

Como parte del Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería, ayer se logró el récord Guinness al Bailable Folclórico más Grande del Mundo con la presencia de 882 bailarines de Jalisco y otros estados.

Los requisitos se cumplieron: parejas de hombre y mujeres, bailar la misma coreografía en cuatro canciones, donde no podía faltar el Son de la negra y vestuarios adecuados para el baile.

El récord se logró en cuestión de minutos, pero lo impresionante fue horas antes al ver cómo decenas de escuelas de baile llegaban bien vestidos de pies a cabeza con los trajes típicos y, a su alrededor, miles de espectadores les aplaudían y orgullosos grababan todo con los celulares.

“Esto empezó hace meses, nos convocaron por redes sociales y la comunidad de bailarines nos conocemos desde hace años”, dijo Esther Valle, quien no perdía la sonrisa, aunque el calor les pegó directamente durante cuatro horas.

“Nos citaron desde las 12, está muy fuerte el Sol, pero vale la pena, me pone orgullosa que Jalisco tenga un récord por un baile regional”.

En la Plaza Liberación no cabía un alma más: 882 bailarines más sus hijos y familiares y además miles de personas que fueron testigos de la hazaña.

Una hora fue lo que tardaron en inicia el conteo, el baile y el verificar.

Desde bebés hasta adultos mayores aplaudían, los animaban y grababan todos los bailes, hubo quien hasta se tropezó al grabar y caminar entre la multitud.

“Hace tres semanas empezamos, nos reunimos tres domingos en diferentes plazas para ensayar, pero fue sencillo, todos son bailarines, somos adultos con años de experiencia, eran ensayos de una hora”, también añadió Perla Hernández.

“El domingo pasado el ensayo fue aquí y ha sido muy emocionante”.

De principio a fin fue un evento emotivo para el público que, muchos de ellos, cada año acuden a los eventos al aire libre del encuentro.

Pero sin duda el ver más de 400 sombreros aventados al aire y un número similar de rebozos para celebrar al término de las tres canciones fue lo que puso la piel chinita de cientos, entre ellos doña Flor de 84 años, que también zapateó al son que le tocaron.

Después de varios minutos de espera, los reprsentantes del Guinness dieron la buena noticia y todo el comité de Canaco, la Secretaria de Cultura y más funcionarios celebraron el récord y entre sus discursos se repitió en varias ocasiones: “De Jalisco para el Mundo”.

882 fue el número de bailarines convocados para romper el récord

da/i