INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Sana distancia

La sana distancia en el Congreso local es poco observada tanto en sesiones de pleno como en sesiones de comisión. Lo intentan, pero aún no se logra. 

Aquí el problema no está en los empleados, sino en las veces en que se reúnen, en los espacios y el tiempo en que lo hacen. 

Ahora el fantasma del Covid-19 volvió aparecer en el palacio legislativo ante los casos recientes de contagios entre empleados, asesores y hasta en diputados por segunda ocasión. 

Ayer se dio a conocer un nuevo caso, el de la diputada del PRI Mariana Fernández Ramírez, quien informó en redes sociales que se hizo la prueba y que volvió a salir positiva por segunda ocasión. Y esto causó incertidumbre y hasta miedo de los diputados, porque la ven más cerca. 

Esta situación prendió las alarmas y muchos empezaron a sacar cuentas para saber si podría haber algún brote de nueva cuenta dentro del edificio de avenida Hidalgo, pero por el momento dicen que está descartado hasta que se hagan las pruebas porque señalan que cuando uno empieza le pueden seguir en cadena. 

El caso de contagios entre diputados alarma mucho porque conviven con muchas personas, más que un empleado, y podrían propiciar más casos. 

Hoy se realizará la sesión ordinaria de pleno sin que se haya modificado hasta el momento alguna parte del protocolo. En esta ocasión no habrá nombramientos, pero le toca a la presidente de la Mesa Directiva, Sofía García Mosqueda, dar su informe de actividades después de seis meses de trabajo, y parece que no quiso hacerlo virtual y convocó a presencial. 

Sin embargo, la futura presidente, Mara Robles, podría imponer nuevas reglas cuando entre en funciones a partir del 1 de noviembre y porque le tocará llevar la aplicación del botón de emergencia. 

Los diputados locales han andado tan activos que ni parece que estén en pandemia: usan el cubrebocas, se ponen el gel antibacterial, pero sus actividades son tan intensas que conviven con muchas personas a la vez y no se observa que pongan otros filtros o criterios para cuidarse. 

Hasta el momento suman dos casos de legisladores que han dado positivo por segunda ocasión (Arturo Lemus Herrera y Fernández Ramírez), y esto sólo confirma que nadie está exento de volver a contraer la enfermedad y de lo fácil que se podrían generar o propiciar un rebrote en el Congreso. 

Se vienen días pesados en la Legislatura porque deben hacer 10 nombramientos entre magistrados y consejero de la Judicatura, los cuatro consejeros ciudadanos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, el informe del gobernador Enrique Alfaro Ramírez, y aún falta el análisis de su informe a través de la glosa. Y como cereza del pastel estará el análisis y la discusión del Presupuesto de Egresos 2021, que generará muchas mesas de trabajo y pasarela de los secretarios. 

Se vienen días riesgosos para los habitantes del Poder Legislativo por el cúmulo de trabajo y porque las medidas implementadas han evitado algunos casos, pero ante la cantidad de personas con hay en este espacio, con una sola que esté contagiada puede hacer una cadena nuevamente de personas afectadas. 

Tendremos que esperar a conocer las nuevas medidas, ya que las actuales podrían estar rebasadas en esta pandemia que no se acaba y cuando el reporte que hay en el estado es de un posible rebrote. 

Nadie queda exento y más cuando los diputados andan por todo el estado y por todas las colonias. 

jessipilar@gmail.com

jl/I