INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

¿Consulta? ¿Para qué?

No fue músculo, fue musculito. El poder de convocatoria del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, alcanzó durante cuatro fines de semana para 388 mil 265 votos de ciudadanos con credencial para votar en la consulta popular sobre la revisión del pacto fiscal. 

Con este resultado, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPCJ) determinó el pasado 21 de diciembre que la consulta es no vinculante, ya que no se alcanzó el número de votos esperados. 

La meta era lograr una participación de 33 por ciento de los ciudadanos registrados en la lista nominal de Jalisco, es decir, 2 millones 48 mil 449 personas con credencial de elector vigente, para que la consulta popular fuera vinculante. 

La lista nominal de Jalisco se integra por 6 millones 207 mil 422 personas, de las cuales sólo 388 mil 265 votaron durante los cuatro fines de semana que duró la consulta del pacto fiscal en Jalisco, impulsada por el mandatario estatal, Enrique Alfaro Ramírez. Es decir, sólo votó 6.25 por ciento de la lista nominal. 

En las vacaciones decembrinas me enteré de que el gobernador había decidido que Jalisco saldría del pacto fiscal en 2023, pese a los resultados de la consulta. 

Estos son los pasos que planteó el mandatario: 

Se buscará una reunión con la Junta de Coordinación Política del Congreso de Jalisco para que esta soberanía y posteriormente los 125 municipios aprueben la reforma constitucional orientada a que cada seis años pueda ser revisado el pacto fiscal. 

Iniciará la conformación del sistema de administración tributaria. 

Iniciará una campaña para que las empresas que producen en Jalisco puedan actualizar su domicilio fiscal en la entidad y de esta manera obtener en números el tamaño real de la economía local. 

El gobernador solicitará una reunión con el presidente AMLO para explicar los resultados de la consulta pública, los propósitos de la reforma que se hará a la Constitución Política del Estado, y la instalación inmediata de una mesa de trabajo para la revisión del pacto fiscal entre la Federación y el estado de Jalisco. 

Se elaborará un dictamen técnico sobre el convenio de coordinación fiscal para presentar al Congreso de Jalisco, donde se definan los nuevos términos propuestos por Jalisco a la Federación. 

Definición de la postura formal de Jalisco en relación con el convenio de coordinación fiscal vigente, así como la notificación al gobierno de México de que 2022 será el último año de vigencia del convenio. 

Se establecerá comunicación con gobernadores de todo el país para aclarar que con el planteamiento fiscal que hace Jalisco a la Federación no se pretende afectar las finanzas de ningún estado. Y la creación de un equipo jurídico y técnico dará seguimiento a lo anterior. 

Estos pasos me parecen una decisión desafortunada y explico los motivos. Primero, la consulta fue no vinculante y debería el gobernador respetar el resultado, aceptar y seguir adelante, no ir en contra de los resultados. 

Segundo, pese a la publicidad, el acarreo de votantes denunciado por funcionarios de la Secretaría de Turismo, la ubicación de las urnas en centros comerciales y plazas públicas, la gente decidió no votar, este tema no les interesa. 

Tercero, la conformación del sistema de administración tributaria local me parece un tema delicado sobre todo en el estado de origen de uno de los grupos delincuenciales más importantes del país; no se puede ignorar el lavado de dinero y otras irregularidades. 

Cuarto, el gobernador no ha explicado más sobre el tema y las fechas; es importante que explique y justifique sus decisiones, es parte de la rendición de cuentas a la que como mandatario está obligado. 

mtorres@siker.com.mx

jl/I