INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

De trámite

A los diputados locales los siguen usando de “mero trámite” para aprobar las reformas que quiere y desea el gobernador Enrique Alfaro. 

Recientemente, hay dos temas que tienen que deben pasar por el Congreso local sobre inversiones, en los cuales los legisladores naranjas ya hicieron todo el trabajo de tallar el lápiz y sólo buscan la venia de sus compañeros. 

El primero es la modificación a la Ley de Proyectos de Inversión y Prestación de Servicios para que las empresas hagan la inversión para obras y servicios para la línea 4 del Tren Ligero, principalmente; y el segundo para ampliar convenios de colaboración con empresas, trascendiendo la administración estatal, para financiar infraestructura para llevar el agua tratada y darle uso. 

Las propuestas se conocieron apenas la semana pasada y ya hay planes de aprobarlas la siguiente semana, en la próxima sesión de pleno, porque como siempre los temas que manda el Ejecutivo urgen y no hay manera de posponerlos. 

Hasta el momento, la oposición no ha mostrado interés en alargar la aprobación de estos temas; al contrario, se ha sumado a la discusión y ha mostrado una buena voluntad, por lo que se augura que pasarán sin problemas. 

Estos proyectos tratan de sacar del apuro al gobierno estatal al financiar los proyectos que tienen años en la banca por la falta de recursos económicos, y la iniciativa privada es la que asumirá los costos y los riesgos. 

Hasta hoy lo hará para financiar la red de infraestructura para poder usar el agua que tratan en la Planta del Ahogado y que siempre regresan al océano sin aprovecharla, y ahora las empresas que invertirán tendrán agua barata a cambio de pagar los costos. 

También lo harán para ayudar en la construcción de la línea 4 del Tren Ligero porque ni el gobierno federal ni el gobierno estatal cuentan con la totalidad de los recursos para financiar este proyecto calculado en 9 mil millones de pesos, y buscan que los empresarios pongan la mitad del costo a cambio del cobro de la tarifa. 

Hasta aquí todo suena benéfico para el ciudadano porque se harán las obras que nunca se han podido consolidar por ser fuertes inversiones, y tendrá los servicios que se requieren como en este caso una nueva línea de Tren Ligero o se beneficia el medio ambiente y los ciudadanos al contar con más agua de uso doméstico en zona metropolitana, pero como siempre hay gato encerrado, aquí especulamos que estas empresas serán las más beneficiadas porque obtendrán a largo plazo beneficios económicos que ni los bancos les otorgaría. 

Por lo pronto, los políticos señalan solamente beneficios sin admitir la autocrítica como que las obras podrían ser de mala calidad, que se hagan en un tiempo mayor al normal o que simplemente se queden inconclusas. 

Ojalá que estos escenarios no ocurran, pero lo sabremos hasta que se ejerzan las obras y ahí nos golpeará la realidad. 

Lo que llama la atención como siempre es la rapidez con que los diputados atienden las indicaciones del mandatario estatal darse el tiempo suficiente para revisarlo con sus especialistas o con sus técnicos y se conforman con las explicaciones que les dan los funcionarios estatales que acuden a visitarlos. 

Esperemos que no haya ningún truco de que alguien se beneficie en corto o que busquen sacar provecho algunos políticos por ser amigos de los que invierten. 

Sólo el tiempo pondrá las cosas en su lugar, y esperamos no sea demasiado tarde. Y como esta legislatura apenas empieza, seguramente habrá otros temas en que habrá prisa desde el palacio de enfrente y aquí, por lo visto, sólo darán trámite porque así lo dice la ley. 

¿Pondrán nuevos candados? 

jessipilar@gmail.com

jl/I