Vuelve una tormenta de emociones

Propuesta. Más que un espectáculo en sí mismo, este trabajo es una creación que hace llorar... de risa y de felicidad y que está avalado por los ocho premios internacionales que ha recibido hasta el momento.

En Rusia se vive la pasión del Mundial, pero en Guadalajara a partir de mañana se podrá vivir el invierno ruso, la fuerza de una tormenta de nieve y el vértigo al transitar en un tren a toda velocidad.

Tras dos años de ausencia, regresa al Teatro Diana Slava’s snow show para estacionarse ocho días y ofrecer uno de los espectáculos más emotivos.

Si alguna vez fuiste al show, nunca olvidarás la mirada de ese payaso amarillo, lleno de sensibilidad que, sin palabras, te lleva de la risa al llanto.

“El payaso amarillo no es un objeto, una cosa, sino una identidad. En este caso, el personaje establece un vínculo con cada uno de los espectadores. Público y payaso se convierten en héroes y actúan de manera unísona. Cada uno tiene un lugar en la historia”, comentó el actor Artem Zhimo, quien fue discípulo de Slava Polunin, el creador del show, y desde hace 15 años da vida al protagonista, el payaso amarillo (el único en la historia con un color diferente).

El show tiene 25 años de historia y de prestigio. Las nuevas generaciones quizá no están acostumbradas al ruido de un tren, al ring de un teléfono, y quizá no han padecido un clima frío, donde las tormentas de nieve no dejan ver. Pero todo esto lo experimentarán desde hoy en el Teatro Diana.

“Con México se logró una familia, hay público que repite cada que vamos, quienes fueron solos ahora van con sus familias, es un tren de emociones que gustan repetir”, añadió Zhimo.

Es muy entrañable la comunicación entre el payaso amarillo y el público mexicano. Se conocen, se entienden, no necesitan de palabras. La comunicación es teatral.

“Estamos felices de que la gente venga, admire, sienta, experimente. En Rusia, el payaso goza de admiración, es un arte”.

Este viaje al universo surrealista cuenta con una escenografía minimalista.

“Aquí no llenamos la escena de tecnología, es más importante un lazo, un hilo, la nieve, una burbuja gigante. Se pretende crear un show que remonte a los sueños de la infancia, donde todo era posible, es la mejor manera de redescubrir la infancia que ya se olvidó”.

“Se basa en la tragicomedia, una manera sutil de saber cómo se pasa de la risa al llanto”, explicó Zhimo.

Sin duda, el éxito radica en la personalidad de los payasos en escena, seres épicos, líricos, que a la vez son tiernos y apasionados, pero llenos de sabiduría y al mismo tiempo ingenuos.

“Me siento feliz por quienes verán este espectáculo por primera vez. Slava’s ni siquiera puede ser catalogado bajo una sensación descriptible”, declaró Zhimo.

“Cada persona del público podrá observar dentro de sí misma y descubrir algo nuevo. Es una interpretación introspectiva, una conexión personal, similar a abrir una puerta que dirige hacia las memorias del alma. Quizá el mensaje principal del show es la fuerte sensación de bondad y felicidad que produce”.

Inicio

Slava’s snow show nació en 1993

Fundador

Slava Polunin, clown que comenzó su carrera en el Cirque du Soleil, es el creador de este show

CIFRAS

25 países han sido testigos del espectáculo

12 millones de espectadores lo han admirado

12 años presentándose en México

________________________

FRASES

“Si nos enfocamos en los nombres que inspiraron a Slava Polunin, podemos mencionar a Charles Chaplin, Marcel Marceau y Totò. La obra está basada en asociaciones, como un poema en el que cada verso tiene significados infinitos”

“El público mexicano es muy similar a los espectadores rusos: en los momentos de felicidad se abre su corazón, en los momentos sentimentales actúa en la línea esperada por los actores”
Artem Zhimo, actor

JJ/I