NASA evalúa nanosatélite mexicano para avanzar en su ruta hacia órbita

Foto: Twitter

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) evaluó la etapa de diseño del nanosatélite AzTechSat-1, que construyen académicos y alumnos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Este nanosatélite se convertiría en la primera misión mexicana que se realiza en colaboración con la NASA y la Agencia Espacial Mexicana (AEM), y la segunda creada por universitarios mexicanos.

El proyecto, que surgió desde hace cinco años, es resultado de un convenio de colaboración para realizar la misión de poner en órbita el nanosatélite y conectarlo con la constelación Globalstar.

Tiene el propósito de obtener información sin necesidad de establecer bases terrestres, de acuerdo a la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En México se han desarrollado proyectos espaciales en las universidades: en 1996 fue el lanzamiento exitoso de UNAMSAT-B, un satélite desarrollado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ese satélite, que estuvo operando tres meses, fue desarrollado también por alumnos y profesores, aunque no tuvo participación la NASA.

La evaluación del AzTechSat-1 se realizó recientemente y Andrés Martínez, ejecutivo de Sistemas Avanzados de Exploración de la NASA, se mostró satisfecho del trabajo desarrollado en la UPAEP. 

Aclaró que la revisión de diseño (denominada Critical Design Review) del nanosatélite, es una se las etapas más difíciles de superar porque incluye 12 diferentes áreas, 10 de carácter técnico y dos relacionadas con el sistema.

Como parte de los resultados obtenidos, de 12 aspectos evaluados, nueve fueron acreditados de manera satisfactoria y tres más registraron observaciones que serán solventadas en los siguientes meses, a fin de no alterar el cronograma de trabajo estipulado.

El director científico del proyecto, Héctor Simón Vargas Martínez explicó que las observaciones se relacionan con aspectos del software y de pruebas. Añadió que la NASA evaluó las pruebas funcionales de los equipos a nivel laboratorio y después se hizo una presentación técnica.

Informó que faltan dos revisiones más que representan los pasos más importantes, ya que implican pruebas del nanosatélite en los laboratorios de la NASA, donde será probada la misión, es decir, la parte electrónica del AzTechSat-1, diseñada desde cero en la UPAEP.

El representante de la NASA, Andrés Martínez adelantó que ya se encuentran en pláticas con académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México y con el Instituto Politécnico Nacional, para el desarrollo de misiones espaciales en conjunto.

 EG