INICIO > OPINION
A-  | A  | A+

Quinto Patio

(Episodio 1). De la invitación a realizar una exhibición de artes marciales mixtas para sacar fondos y donarlos, porque ambos practican este tipo de deporte, los diputados (naranja) Salvador Caro y (verde) Enrique Aubry se hicieron de palabras y de amenazas, al grado de que ahorita no quieren verse ni en pintura. Ni siquiera para un torneo de katas.

Todo ocurrió el miércoles en uno de los pasillos del Congreso del Estado, donde también en el pasado ocurrió un enfrentamiento entre el legislador Hugo Contreras y Aubry, pero el primero prefirió guardar silencio, aunque después se supo que también hubo amenaza. No es la primera vez que Aubry anda en líos similares, recordemos que hasta se le acusó de amenazar con pistola a una persona y el verde aseguró entonces que no fue cierto. Ahora Caro lo llamó cavernícola y borracho de cantina, y Aubry contestó que él (Caro, pues) es alguien que no honra su palabra y es un rajón. ¡Sopas!

***

(Episodio 2). Aubry señaló que Caro quiere lastimar su imagen y por eso hizo pública la rispidez, y confirmó que sí le dijo que no puede tratar con alguien que no tiene palabra, que eso le iba a decir al gobernador electo Enrique Alfaro, y que pedía un enlace que sí cumpla acuerdos. Tienen razón ambos en que no llegaron a los golpes, y qué bueno, porque traen escoltas, los cuales estaban presentes. Miren ustedes, quién sabe en qué hubiera parado el preámbulo de dipuzafarrancho. Tanto, que esto orilló a que el presidente de la Mesa Directiva, Jorge Arana, ordene que se cumpla la prohibición de meter armas al Congreso. Bochornoso.

Caro y Aubry señalan que ahí está el video que demuestra su respectiva versión; entonces, que lo hagan público para que quien lo desee fundamente su opinión. Aunque todos esperan el video, dicen que no se ve nada, al parecer por lo lejano de la cámara. Lo malo para los dos es que por sus excéntricas personalidades no son personajes gratos en el Congreso. Una opción es que se vayan a la cantina o al bar aledaño para arreglar con chelas el diferendo o, mejor, aventarse tres rounds en la Arena Coliseo, de artes marciales mixtas. Podemos ser réferis.

***

En asunto serio, no en charlotadas, la agrupación Por Amor a Ellxs, de familias de desaparecidos, recuerda que suman 48 los cuerpos hasta ahora localizados en ocho fosas clandestinas de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Se trata de una crisis en la que se han visto rebasadas las autoridades, además de mostrarse incapaces para responder de manera eficiente, añade.

Son las familias las que han tomado la búsqueda en sus manos, capturando notas y difundiendo las características de los cuerpos para que su gente cercana los reclame, en un proceso que dura medio año para identificarlos, anotan. De ahí que exigen mayor presupuesto y personal más capacitado para el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, y eficiencia y claridad a la Fiscalía General y a la fiscalía central. O sea, quieren respuestas, con razón y derecho, ya.

***

Que sí está interesado el presidente electo en que el Conacyt se vaya a la Villa Panamericana de Zapopan, dijo el alcalde Pablo Lemus después de reunirse en la Ciudad de México con el próximo jefe de gabinete de AMLO. ¿Y qué va a pasar si todo sale bien en las negociaciones y le dan visto bueno desde arriba? No mucho, hay nada menos que un par de juicios abiertos y hasta que no se resuelvan, no se podrá disponer del inmueble. Pero eso sí, lo paseado y platicado a Lemus no se lo quitan.

Mientras tanto, a Lemus ya le respondió el presidente del Parlamento de Colonias, Alejandro Cárdenas, quien ha sido señalado por el alcalde de extorsionar a constructores y a su gobierno, y ha asegurado que lo denunció penalmente. Esto es falso, dice Cárdenas, quien difundió un oficio de la sindicatura zapopana que informa que no existe ninguna denuncia en su contra. O sea…

qp@ntrguadalajara.com

JJ/I