Invitan a argentinos a renunciar a la Iglesia católica

(Foto: AP)

BUENOS AIRES. Cientos de personas se congregaron el sábado en el centro de Buenos Aires en un evento para “darse de baja” de la Iglesia Católica y reivindicar que las creencias religiosas no deben seguir marcando la vida política del país, poco después del rechazo del Senado a un proyecto de ley de legalización del aborto.

En el evento Apostasía Colectiva 18, se invitó a la gente a renunciar a la filiación religiosa mediante un formulario que posteriormente será entregado a la Conferencia Episcopal Argentina el próximo viernes.

“Estamos recibiendo apostasías de toda la gente que quiera renunciar a su vinculación con la Iglesia Católica”, dijo a The Associated Press Maria José Albaya, una de las organizadoras.

La Conferencia Episcopal y el arzobispado de Buenos Aires no respondieron a los pedidos de declaraciones.

 El movimiento, representado por un pañuelo de color naranja, es liderado por la Coalición Argentina por un Estado Laico y tiene la consigna No en mi nombre, según las pancartas visibles en el centro la capital argentina.

Con el apoyo de conocidos dirigentes de la lucha por los derechos humanos, se opone a lo que considera una campaña realizada por la Iglesia en contra de la aprobación de la ley del aborto libre en el país. El proyecto fue aprobado por la Cámara de Diputados, pero rechazado por el Senado el pasado 8 de agosto.

La coalición está trabajando desde 2010, pero últimamente su lucha ha tomado una mayor dimensión y fuerza. Miles de personas adhirieron a sus principios en una gran fiesta laica colectiva en el centro de la capital. Hubo eventos similares en otras ciudades del país.

 “Obtener el voto femenino, la ley de divorcio, el matrimonio igualitario, le ley de identidad de género, la ley de fertilización humana asistida, la ley de educación sexual integral, la ley de muerte digna se hizo luchando contra el poder clerical, que pretende tener dominio absoluto de nuestras mentes y cuerpos”, afirma el manifiesto de la convocatoria en redes sociales. Señala que la separación entre Iglesia y Estado es “fundamental” para lograr un mínimo de igualdad en el país entre personas con diferentes creencias.

JJ