De viejos lobos a chamacos

REGULARES. Los aguascalentenses marchan en octavo lugar. (Foto: Especial)

Durante años, Necaxa se distinguió por reclutar en sus filas a gente experimentada. Su cuerpo técnico y plantilla estaban integrados por gente con un amplio recorrido en el futbol, lo cual les redituó en tres títulos de liga en las temporadas 1994-95, 1995-96, e Invierno 98, además de un honroso tercer lugar en el Mundial de Clubes de 2000.

Su técnico más emblemático fue Manuel Lapuente, con quien obtuvieron los dos primeros campeonatos mencionados con un grupo de jugadores ya reconocidos, como Nicolás Navarro, Eduardo Vilchis, José María Higareda, Sergio Zárate, Alex Aguinaga, Ivo Basay y Ricardo Peláez, entre muchos más. En aquel equipo no había lugar para los jóvenes aprendices.

Después, su sucesor y alumno más aventajado, Raúl Arias, siguió con dicha escuela, que le alcanzó para conquistar el tercer título en 1998 al vencer a Chivas con otro conjunto de veteranos de guerra como Adolfo Ríos, Salvador Cabrera, Sergio Vázquez, Carlos Hermosillo, y sus viejos conocidos como Aguinaga y Ratón Zárate.

Pero el tiempo los desgastó, lo mismo que su fórmula, al grado de que sufrió dos descensos.

Por la misma cuestión de apostar por entrenadores y jugadores de la vieja guardia, el sistema de juego era conservador y nada vistoso, dando prioridad al resultado.

La actualidad del Necaxa es distinta, ya que tiene al técnico más joven de la Liga MX que es Marcelo Michel Leaño, con 31 años, y según la página Transfermarket, el promedio de edad de su plantel es de 25.6 años, siendo el portero Yosgart Gutiérrez el más veterano con 37, pero que no es titular.

Los hidrocálidos cuentan con ex jugadores de Chivas como Carlos Villanueva, Alejandro Mayorga, Giovanni Hernández, y Carlos Gullit Peña.

JJ/I