El amor, color 'Escarlata'

Gira. En un show, que ofrecerá el 14 de diciembre en Guadalajara, promete un trayecto por su carrera musical durante casi tres horas. (Foto: Grisel Pajarito)

Al escribir, Edgar Oceransky deja abierta su alma y si quieres conocerlo de cerca en todas sus facetas, sólo debes poner play a cualquiera de sus discos.

Es por ello que su nuevo material Escarlata demuestra cómo un hombre de 43 años logra reconciliarse con el padre que lo abandonó cuando sólo tenía 13 años. También muestra al padre que muere de amor por su hija y salen a flote las preguntas filosóficas que en etapa de madurez lo hacen pensar.

Escarlata es una oda al amor en todas sus facetas, no sólo de pareja, y en 11 temas deja en claro la etapa personal y profesional por la que Edgar Oceransky está pasando.

“Al realizar una producción trato de ser honesto conmigo mismo, que la canción exprese lo que quiero expresar y que el público la pueda hacer suya, la pueda sentir y que el mensaje esté bien dado. La canción te pide lo que la música te debe dar, yo soy muy consecuente con las letras, no hago arreglos para que suene bonito y muy grande, lo hago como debe sonar, a veces chiquito, a veces nostálgico, a veces prendido… la letra manda”, comentó Edgar.

“Para mí escribir es la culminación de un proceso. Cada una de las canciones de mis discos hablan de momentos míos, por lo tanto hay momentos alegres, tristes, pero lo que más me marca es que son momentos absolutamente íntimos y yo abro mi corazón como un camarón, y la gente puede entrar hasta el fondo de mi ser, de mis sentimientos y eso es lo que marca a mis canciones”.

Él es claro, si sus canciones no tienen honestidad brutal, dijo que no le sirven porque no las vive, no las siente, no puede defenderlas en el escenario y no las saborea a la hora de cantarlas. La honestidad en sus letras lo hace seguir queriéndolas y cantándolas con orgullo.

“En mi historial de discos, lo que me gusta ver es que en cada uno de ellos he hablado al 100 por ciento de la persona que lo hizo, y con los años puedo observar en la persona que se ha ido convirtiendo”, añadió Oceransky.

“Sin hablar de estudios, músicos y lo que rodea el disco, lo que realmente me gusta es que el que hizo el disco Estoy aquí era un joven de 20 años que hablaba de las cosas que vivía ese muchacho, y que Escarlata habla de un señor de 43 años, que habla de su hija, la reconciliación con su padre, del amor en general y me gusta ver ese crecimiento del artista, acompañado de la persona”.

En un show, que ofrecerá el 14 de diciembre en Cronopios, promete un trayecto por su carrera musical durante casi tres horas.

“Me gusta pensar en el público al armar un show, porque la gente es muy benévola al escuchar cosas nuevas, pero la verdad es que quiere ir al show a cantar, a desahogarse, a divertirse, a cantar lo que ya se saben, y aunque uno quiere presentar lo nuevo, debes permitirles que se desfoguen y hacemos una selección de las que más gustan al público y damos un viaje por toda la trayectoria, pues el viaje es hacia un cantautor que ha ido cambiando conforme el tiempo con su imperfección y el público se identifica”.

Ser una persona independiente le ha otorgado a la carrera de Oceransky la libertad de escribir, de cantar sin seguir modas, sin estar al pendiente de lo que suena; para él no existe la competencia.

“Cuando tienes muy claro qué quieres hacer y hacia dónde vas, si llegan a quererte convencer de otra cosa, simplemente no haces caso. Yo nunca he caminado en el mundo de las modas porque para el tipo de carrera que quiero me parece peligroso, lo que se pone de moda invariablemente pasa de moda, una condición ineludible, y al pasar de moda, el público deja de escucharte”.

“Yo idealizo mi carrera como la de Armando Manzanero, más que la de J Balvin; quiero llegar a ese nivel, cantar por gusto y porque no sé qué hacer sin la música, por ello no me afectan ni me subo al tren de lo que hay que hacer”.

UN GRAN COMPAÑERO

El disco Escarlata lo grabó en su estudio, que se encuentra en su hogar, y uno de sus objetivos es apoyar al talento y sus amigos.

“Si tú trasciendes, pero tu sociedad no trasciende, entonces no importa. Si no caminas de la mano con tu manada, por muy adelantado que seas, cuando estés ahí adelante, vas a estar solo y cuando lleguen los lobos te van a comer a ti solito. Para mi empujar con los que están a mi alrededor es una ley natural, no me concibo llegando a cualquier parte sin ir de la mano de alguien”, aseguró Oceransky.

“Nunca tuve un espíritu deportivo o competitivo desde niño, para mí no hay rivales, nadie es mi competencia, todos son mis compañeros. Así que si veo que a alguno no le va bien, si hay alguien que requiere una ayuda y que tiene muchísimo talento, yo ayudo y no por un favor, es porque es un deber, me alegro de mis logros, pero también me llenan mucho los avances de mis compañeros, de mi jauría”, finalizó.

______________

FRASE

“Nunca he caminado en el mundo de las modas porque para el tipo de carrera que quiero me parece peligroso

“Idealizo mi carrera como la de Armando Manzanero, más que la de J Balvin”
Edgar Oceransky, cantautor

Agéndalo

  • Edgar Oceransky
  • 14 de diciembre
  • Cronopios
  • Informes: 3313263652
  • 21 horas

JJ/I