OEA pide a Nicaragua facilitar pesquisa sobre derechos humanos

Foto: AP

La Organización de los Estados Americanos (OEA) pidió a Nicaragua compartir con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la información necesaria para investigar abusos a los derechos humanos perpetrados durante las protestas que sacudieron desde abril a la nación centroamericana.

La CIDH instaló en junio el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) y un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI - Nicaragua) para que de manera complementaria dieran seguimiento a las recomendaciones de la CIDH tras su visita al país en mayo.

La OEA formuló su solicitud después de que el grupo de trabajo --conformado por representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guyana, México, Panamá y Perú-- presentara el miércoles su primer reporte ante el Consejo Permanente.

En su informe, el grupo de trabajo exhortó a Nicaragua a “facilitar información oficial de instituciones gubernamentales necesaria para que realicen su labor y faciliten acceso a los centros de detención para monitorear el estado de detenidos en el contexto de las protestas recientes”.

El embajador alterno de Nicaragua, Luis Alvarado, dijo que su gobierno “no reconoce la existencia del grupo de trabajo” creado por la OEA el mes pasado, por lo que “no tenemos nada que responderles. Exigimos respeto a la soberanía de Nicaragua”.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, comentó que el GEIE está más afectado porque no tiene acceso a expedientes judiciales, por lo que compila testigos directamente para presentar un informe en pocos meses.

Ya ha transcurrido más de la mitad del mandato de seis meses del que goza el GIEI mientras que MESENI no tiene fecha límite para terminar porque está fundamentado en mandatos directos de CIDH, explicó Abrão.

Este mes, la Comisión expresó preocupación sobre unos 300 despidos arbitrarios de personal de salud por haber atendido a personas heridas que protestaban en contra del gobierno. También condenó la persistencia de amenazas constantes contra periodistas y medios de comunicación.

La resolución de ocho puntos adoptada el miércoles con 19 votos a favor, cuatro en contra y nueve abstenciones, también exhorta al gobierno del presidente Daniel Ortega a reanudar un diálogo con la oposición en el que la iglesia católica había fungido como mediadora y exhorta al gobierno a apoyar un calendario electoral que surja de ese diálogo.

Mientras el Consejo Permanente celebraba su sesión extraordinaria, el Departamento de Estado renovó su advertencia para que los estadounidenses reconsideren viajar a Nicaragua.

Ya la OEA había condenado en julio las violaciones a los derechos humanos cometidas por policías y civiles armados progubernamentales desde que comenzaron a realizarse protestas multitudinarias contra Ortega a mediados de abril.

Más de 300 personas perdieron la vida en los disturbios, según grupos de derechos humanos. El gobierno se refiere a los manifestantes como 'terroristas' y dijo que derrotó un intento de echar a Ortega del cargo patrocinado por el gobierno de Estados Unidos y la oposición en el país.

EG