Entregan otros vehículos para calandrias eléctricas, suman 16

(Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Diez vehículos se entregaron este miércoles, para sumarse a los seis incorporadas en mayo, como parte de la transición de calandrias eléctricas en Guadalajara.

Al evento oficial acudió el presidente municipal electo, Ismael del Toro Castro, quien en entrevista aparte comentó que su gobierno estará en diálogo con los siete conductores que no han firmado de conformidad para cambiar del esquema de caballos al de vehículos eléctricos.

El gobierno municipal tiene en padrón 55 calandrias que operan en la ciudad. Se han entregado 16. Las 39 restantes quedaría de tarea para la siguiente administración.

“Tengo información que hay alrededor de siete titulares de los vehículos tirados por caballos (que no han firmado), con los cuales tengo toda la disposición de estar en diálogo, en comunicación y de que empiecen a ver la realidad, que le quitemos ya el tinte político a esta agenda y podamos ver las consecuencias políticas que tiene para la ciudad, para el cuidado de los animales, para el medio ambiente y también para ellos como familias en su economía”, indicó Del Toro.

En cuanto a los avances y pendientes que deja en la materia, comentó el presidente municipal interino Enrique Ibarra Pedroza durante el evento: “Este es un tramo más en este proceso, que ha sido muy interesante, muy importante; no ha sido fácil porque ha requerido toda la disposición al diálogo que de parte nuestra, como Gobierno Municipal, nunca lo hemos escatimado”.

La directora de Protección Animal, Merilyn Gómez Pozos, dijo que es la primera vez que los caballos de las calandrias no son enviados al rastro y que los recientemente “jubilados” son animales de compañía.

“Hasta el momento un total de 30 calandrieros han aceptado incorporarse al nuevo modelo de calandrias eléctricas”, anotó el gobierno municipal en una ficha informativa. Hay personas que tienen hasta cuatro unidades.

“Por reglamento, la tracción animal ya está prohibida. Los calandrieros con caballos podrán ejercer su labor hasta que concluya la sustitución de los 55 vehículos nuevos”, recalcó el ayuntamiento tapatío.

Al respecto, el alcalde electo comentó que espera llegar a acuerdos con los calandrieros antes de hablar de prohibiciones.

fv