Carga administrativa en el SAT, al alza

(Foto: Especial)

A partir del 1 de julio los nuevos Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) serán más engorrosos y en caso de no cumplir con la reglamentación del Sistema de Administración Tributaria (SAT) los contribuyentes pueden hacerse acreedores a multa de 13 mil 570 pesos.

Lo anterior lo informó Laura del Rocío García Pérez, presidente de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara (CCPG).

Dijo que desde el 1 de enero de este año la autoridad hacendaria determinó un nuevo comprobante digital que trae 77 campos de los que 37 son nuevos y las empresas ya debieron cambiar a la nueva versión.

“El plazo era el 1 de abril así que todas ya deben estar en el nuevo sistema. Esos 77 campos del recibo de nómina deben cumplir con los requisitos que pidió el SAT y desde el 1 de julio es una nueva factura digital y un nuevo complemento de recepción de pagos. Desde esta fecha si un proveedor quiere cancelar un comprobante fiscal digital por internet tendrá que pedir autorización a su cliente”.

Agregó que todas las empresas deberán estar pendientes del buzón tributario para revisar todo lo que les llegue. “Si un proveedor de la papelería me quiere cancelar el comprobante, yo no voy a estar de acuerdo porque me voy a quedar sin el recibo de la deducción, deben ser menores a 5 mil pesos pero cambiará la sinergia de negocios”.

La contadora dijo que el CFDI  tiene novedosos cambios aplicables a partir del 1 de julio así como nuevos catálogos que no permite que se emitan facturas con valores negativos o en ceros.

Los catálogos son los documentos que forman parte de la contabilidad y que contiene una lista ordenada y sistemática de las cuentas que la integran.

Deberán verificar RFC

También debe revisarse con mayor detenimiento el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). “Los RFC se tendrá que valorar, de todas las personas físicas, si no existe no me podrán hacer una factura. La autoridad dice que de los 33 millones registrados en nómina, 4.5 por ciento ha sido incorrecto, es significa que 1.5 millones de recibos no son válidos”. En los catálogos se encuentran todos los productos o actividades inimaginables pero para hacer una factura no podrán poner el concepto como antes, ahora hay que buscar en ese catálogo la opción de las 52 mil 800 que se presentan para llenar la factura y poner la clave, si no, no se podrá emitir la factura.

Mayor fiscalización

La especialista del CCPG manifestó que el SAT quiere internacionalizar el sistema y también incluye más de 32 mil códigos postales de todo el mundo para hacer una factura y lo mismo pasa en el caso de determinar la moneda con la que se trabaja. “Y si tengo operaciones con el extranjero debo utilizar los campos relacionados con las aduanas, lo que venda deberá estar clasificado en ese catálogo. El objetivo es la identificación plena del tipo de producto o servicios que se están desempañando por parte de la autoridad. Cada vez que se facture se debe clasificar el producto para ver si la actividad que se realiza es la que está catalogada, es el indicador de fiscalización para las autoridades”.

La presidente de la Comisión Fiscal del CCPG dijo que la carga de datos para la facturación será muy laboriosa ya que no bastará la descripción de la actividad, producto o venta, habrá que seleccionar claves.

La profesional en materia contable manifestó que indudablemente todas las empresas deben tener un contador y lo importante es que se capaciten ya que se deberá cumplir con los requerimientos o se harán acreedores a multas. Incluso en mayo el Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara ofrecerá cursos de actualización.

Tipos de comprobantes

Anteriormente sólo había tres tipos de comprobantes: de ingresos, egresos y de traslados. Ahora se tendrá el de nómina, que es independiente y el de pago que es el más controvertido.

Las empresas que facturen más de 20 millones de pesos anuales deberán pedir una autorización al proveedor autorizado de certificación (PAC) que es el que autoriza un documento.

Laura del Rocío García Pérez, presidente de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara (CCPG) manifestó que en el caso de que se quieran deducir colegiaturas, también deberán llevar la nueva clave porque de lo contrario no serán deducibles. “Las facturas sufren cambios importantes que nos van a dar, sobre todo una carga adicional para precargar la información que necesito. Las multas se aplicarán si la factura no cumple con los requisitos que la Secretaría de Hacienda pida.Se puede duplicar o triplicar el proceso de facturación, con el riesgo de que se pueda incurrir en errores por haberlo clasificado en otro apartado o no emitir el código. Se tendrán 10 días naturales para emitir una segunda factura, si hay un proceso de cobranza día a día, hay que monitorear los 10 días para cumplir en tiempo y forma. Como podemos ver se vuelve complicado, aumenta la carga de facturación y cobranza”.

Frase

“Se duplica el trabajo para el que compra y para el que vende”
Laura García Pérez, representante del CCPG

13 mil 570 pesos será la multa si un comprobante fiscal digital no cumple con los requerimientos de la SHCP

52 mil 800 opciones de clasificación presenta SHCP para llenar una factura

 

GE/I