Imeplan debe actuar en cambios de uso de suelo

MÁS CASAS. El ayuntamiento tapatío permitirá construir viviendas en los alrededores del Parque El Deán. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

El Instituto Metropolitano de Planeación del Área Metropolitana de Guadalajara (Imeplan) es el que debe definir hacia dónde va encaminado el ordenamiento de la ciudad y es el que debe precisar en dónde se hacen cambios de uso de suelo, por lo que la actualización de los Planes Parciales que se realizan en Guadalajara y próximamente en Zapopan seguirán quedando cortos, consideró Jorge Valencia Orozco, ex presidente del Colegio de Urbanistas.

“Tenemos nueve municipios en la zona metropolitana, tenemos un Instituto de Planeación Metropolitana; el Imeplan coordina esta situación y pone un orden con un eje central que pueda determinar los usos de suelo en cuanto a los coeficientes (metros cuadrados que se pueden construir) de utilización y los coeficientes de ocupación”, detalló el experto en temas urbanos.

El jueves, la coordinadora de Gestión Integral de la Ciudad en Guadalajara, Patricia Martínez Barba, reconoció que el área verde que se encuentra cercana al Parque El Deán se le modificará el uso de suelo para que se permita construir la vivienda y la principal justificación para hacerlo es que el predio está cerca de un corredor masivo de transporte público: el Macrobús.

“Ese es uno de los satisfactores que debe tener, creo que esto definitivamente requiere de un análisis más profundo de otras necesidades y de crear otros satisfactores. ¿Dónde están los estudios o hasta qué punto van a soportar con la densidad de población que piensan meter en ese polígono, no nada más transporte, sino todas las demás necesidades que hay que aportar, sobre todo factores sociales?”, cuestionó Valencia Orozco.

Martínez Barba aseguró que el predio puede resistir un proyecto de vivienda y que incluso se respetarían los árboles que hay en la zona en caso de concretarse algún planteamiento para este predio.

El también perito auxiliar de la justicia en legislación urbana insistió en que los nueve municipios metropolitanos deben adoptar una solución estándar y sobre todo de unidad, siempre tomando en consideración las diferencias de terreno que tienen cada una de las demarcaciones pero que a la larga den una solución de crecimiento para la ciudad.

Valencia Orozco mencionó que las decisiones en el tema de crecimiento de la ciudad siguen siendo políticas cuando las universidades, organismos técnicos y los colegios de profesionistas son los que deben dictaminar el por qué y hacia dónde debe crecer la ciudad.

Finalmente dijo que el marco jurídico federal de asentamientos humanos es el que se debe tomar en cuenta sobre conceptos como las verticalizaciones y la redensificación.

“¿Qué necesitamos para lograr esos dos conceptos? sin que esto impacte negativamente a la ciudad, primero el agua de entrada y de salida; segundo, movilidad, en qué estadísticas o con qué números vamos a poder soportar más capacidad de aforo vehicular ya que el tren eléctrico no va a resolver todo”, planteó.

“El Imeplan coordina esta situación y pone un orden con un eje central que pueda determinar los usos de suelo en cuanto a los coeficientes (…) de utilización y los coeficientes de ocupación”
Jorge Valencia Orozco, ex presidente del Colegio de Urbanistas

JJ/I