Se despiden con 'Danzas Eternas'

Belleza. La pieza del maestro Serna toma el lenguaje poético para buscar la esencia del ser humano; será interpretada por Conrado Morales, Eva Luz Carrillo y Mónica Castellanos. (Foto: Grisel Pajarito) (Foto: Grisel Pajarito)

Después de mostrar varios y muy diversos montajes en el Laboratorio de Artes Variedades, Larva, la Muestra Internacional de Butoh y Expresiones Contemporáneas (MIBEC) cierra su ciclo de este año este fin de semana con el estreno de un montaje de Anzar Danza, la compañía que organiza el proyecto.

La obra Danzas eternas cerrará con broche de oro el encuentro. Se trata de una coreografía del maestro Pablo Serna, uno de los más importantes coreógrafos de la ciudad, con casi 50 años de trayectoria, que aborda, a través de la danza, la poesía que narra los distintos orígenes del hombre. “Aquellas identidades que lo trascienden”, explicó Serna en la rueda de prensa previa al estreno.

“Esta coreografía está inspirada en la realidad, porque para mí el arte cobra fuerza y felicidad cuando se nutre de la realidad y la sintetiza: ahí aparece la obra”, dijo, “en este caso es la mística y la poesía, no queremos reproducir tal cual los estímulos que reconocemos en la realidad, sino una transformación que nos llegue a expresar en la mayor posibilidad nuestra propia sensibilidad, nuestro propio sentido”.

Para el coreógrafo la herramienta técnica que tienen los bailarines en la puesta es el cuerpo visto como una unidad: mente, emociones y extremidades concebidas como una sola, buscando la misma poesía. Dijo que después de su experiencia ha arribado “a una playa coreográfica” que reúne las técnicas, la ortodoxia de la danza, con una búsqueda interior que viene, quizá, del alma.

En esta coreografía habla sobre el hombre y cómo se ha perpetuado mediante la danza, la música y en general las expresiones artísticas: “Siempre en eterno movimiento, en eterna dinámica de vidas, de ahí viene el título, una eternidad, un fluir continuo, energético, anímico, colectivo, psíquico e intelectual que se transforma en expresiones estéticas y que ahora tenemos la oportunidad de compartir en este trabajo, la poesía”, dijo Serna.

Danzas eternas está conformada por tres coreografías individuales: Nube, Tatuajes negros y Papiroflexia, interpretadas por los bailarines de Anzar Conrado Morales, Eva Luz Carrillo y Mónica Castellanos.

Morales dijo por su cuenta que esta coreografía ha sido compleja para los bailarines por lo que exige dejar algo de cada uno de ellos en el escenario, pero que “ha sido un deleite formar parte de la poesía del maestro”.

Aunado a eso, Pablo Serna explicó que la complejidad radica, sobre todo, en buscar una perfección de bisturí: “Aspirando a llegar a la condición prístina del acto poético, que la mano no sea perfecta en su posición, pero que sea perfecta en el dictado del interior”, dijo.

Los organizadores de Anzar comentaron también que el encuentro logrado en esta muestra, la cuarta, ha sido satisfactorio, este año invitaron a compañías de diferentes lugares de la República, como Yucatán y la Ciudad de México, que están desarrollando proyectos en la danza contemporánea. No adelantaron más sobre el programa del próximo año, pero dijeron que eso dependerá en gran parte en los fondos recaudados, este año obtuvieron recursos de parte de la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara y de la Universidad de Guadalajara.

“Esta coreografía está inspirada en la realidad, porque para mí el arte cobra fuerza y felicidad cuando se nutre de la realidad y la sintetiza: ahí aparece la obra”
Pablo Serna, coreógrafo

Asiste

Danzas eternas contará con dos funciones este fin de semana, el 25 y el 26 de agosto a las 20 horas, en Larva (Ocampo 120, Centro), con boletos de 100 pesos para la entrada general y 80 en descuento para estudiantes, maestros y adultos mayores

JJ/I