También la cultura ayuda tras el sismo

Centro. En el Musa, para ayer en la tarde, no se habían recibido donativos, pero el personal ofrecía informes sobre el gran centro de acopio que habilitó la UdeG a un costado, en la que sigue reconociéndose como la Rambla Cataluña. (Foto: Grisel Pajarito)

La tragedia impuso sus condiciones y varios centros culturales de la ciudad se convirtieron casi por instinto en recabadores de ayuda. Sus coordinadores extendieron a la comunidad una invitación a ayudar, a donar de lo que tenemos a quienes más lo necesitan.

Un ejemplo es Casa Territorio, medio de comunicación alternativo y escuela de periodismo, que se convirtió de la noche a la mañana en un gran y organizado punto de acopio. Hay voluntarios que entran y salen, clasifican la ayuda que llega, empaquetan los artículos en cajas y después las suben a los camiones que han conseguido para hacer el traslado.

Más de 300 personas se dieron cita en el lugar convocados por varios de los mensajes que en redes sociales la Casa Territorio distribuyó desde el miércoles. Sólo el jueves lograron llenar con víveres un camión de 15 toneladas. Han ayudado ya a Morelos y a Puebla, y buscan hacerlo también con otras zonas afectadas a través de redes de comunicación que han establecido con organizaciones independientes y centros en otras ciudades de la República.

“Nunca pensé que estaríamos haciendo esto”, dijo Katia Diéguez, una de las coordinadoras del medio, “pero se dio casi de manera natural, vinieron muchos estudiantes y vecinos de la zona, se te enchina la piel de ver a todos ayudando. Ayer tuvimos que pedirles que dejaran de venir porque ya no cabíamos y una señora nos prestó su bodega aquí para seguir organizando”.

Lugares con menos recaudación también acercaron sus granitos de arena. La Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz puso también sus mesas y sus carteles, en los que pedían a la gente que apoyaran a la población en los estados afectados, incluidas algunas zonas de Michoacán, pero en Puebla, Chiapas, Morelos, Ciudad de México y Estado de México.

Por la tarde de ayer no contaban más que con unos 20 kilos de ayuda, sobre todo de papel higiénico, agua embotellada, toallas sanitarias y enlatados. Un día antes, el jueves, justo cuando la verbena popular de payasos y comediantes iba a dar inicio en la Plaza Universidad, un grupo de jóvenes puso un tablón y sillas, y ofrecieron cortes de cabello a cambio de fondos para comprar más víveres. A cada cliente, cuando lo terminaban, la audiencia aplaudía y chocaba las manos, tanto por el nuevo look como por la unión por la ayuda que hicieron en equipo. Estos jóvenes dijeron tener una barbería al Centro de la ciudad y pensaron en hacer esta iniciativa ante la imposibilidad de donar grandes cantidades de dinero a la Cruz Roja, por ejemplo.

Lugares como el Instituto Cultural Cabañas y el Museo de las Artes, por ser sitios adonde acuden sobre todo turistas, no lograron recaudar grandes cantidades de artículos, pero sí canalizaron a varias personas desorientadas. En el Musa, para ayer en la tarde, no se habían recibido donativos, pero el personal ofrecía informes sobre el gran centro de acopio que habilitó la Universidad de Guadalajara a un costado, en la que sigue reconociéndose como la Rambla Cataluña. Ahí, una gran cantidad de voluntarios metía los víveres en cajas para subirlas a un camión y emprender el camino. Ahí se recaudaron 40 toneladas de víveres.

El Trompo Mágico y el Auditorio Telmex, que recibían ayuda de 9 a 21 horas en la puerta 4 y lo harían hasta el 25 de septiembre, en Zapopan corrieron con suerte también, según la información que compartieron en redes sociales. En el Trompo Mágico aportaron sobre todo familias con niños que a su vez fueron integradas a las 120 toneladas que envió el DIF Jalisco a las comunidades afectadas.

En el Cabañas apenas unas cantidades menores de alimentos no precederos: bolsas de arroz, botellas de agua y enlatados en la mesa de la recepción que serían canalizados al centro de acopio de la Cruz Roja del Parque Morelos. Para las tres de la tarde apenas unos kilos habían sido recaudados durante el día y ésa fue, según informó personal, la media de todos los días desde que abrieron como centro de acopio.

El Foro Periplo también convocó desde ayer a los vecinos de la colonia, cerca del Templo Expiatorio. Sin embargo, las cinco de la tarde no habían recibido donativos; funcionará como centro de acopio hasta el 13 de octubre. Lo recaudado será canalizado al DIF Jalisco, que también presta sus servicios para ayudar a los mexicanos que sufrieron las inclemencias del sismo de magnitud 7.1.

Por otro lado, el Gallery Weekend, que se tenía planeado para este fin de semana, fue cancelado al menos dentro del programa de Jalisco. La Galería Curro envió un comunicado en el que lamentaba los hechos y aportaba a su lista de contactos el número de cuenta de un grupo brigadista para hacer donativos. Páramo, otra de las galerías que participaría, también prestó su espacio para recibir víveres. Ayer por la mañana podían verse cajas con varios víveres, con ayuda que iba de pañales a cobijas, todo para canalizarlo a otros centros.

Las cajas estaban acomodadas junto a una pared blanca al centro de la galería donde se podía leer un mensaje “Life is beautiful”. Aunque no fue escrito con motivo de la ocasión, parecía como si ayudar justo de eso se tratara. Todo lo recaudado, alrededor de 20 o 25 cajas, fue llevado a otra de las galerías, Tiro al Blanco, y el domingo saldrá un camión que lleve lo reunido a Morelos y Puebla.

Aún aceptan donativos.

Todavía pueden donar

Estos lugares todavía están aceptando víveres para trasladar a las zonas afectadas por el sismo

Trompo Mágico

Av. Central 750. Colonia Residencial Poniente, Zapopan

De 08 a 18 horas

Musa

Calle Juárez, 975. Colonia Centro, Guadalajara

De 10 a 18 horas

Páramo

Av. Hidalgo 1228. Colonia Americana

De 10 a 18 horas

Casa Territorio

Avenida Francisco Javier Gamboa 113

De 09 a 14 horas

Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz

Plaza Universidad y Pedro Moreno s/n

De 10 a 20 horas

JJ/I