Tapar la cloaca

El 21 de diciembre de 2016 el Departamento de Justicia de Estados Unidos da a conocer una investigación sobre sobornos a funcionarios públicos por parte de la constructora brasileña Odebrecht en al menos 12 países, incluido México. Aquí, entre 2010 y 2014 se habrían entregado 10.5 millones de dólares a cambio de jugosos contratos.

Los involucrados son Felipe Calderón y Enrique Peña, así como sus entonces directores de Pemex, Juan José Suárez Coppel y Emilio Lozoya Austin. Este último se reunió en marzo de 2012 con Alberto Meneses Weyll, ex director de Odebrecht, para solicitarle 5 millones de dólares, que habría de utilizar para la campaña de Peña, a cambio de obras.

Todo ello está en documentos de la Corte Federal de Nueva York, pero aquí se ha ocultado la investigación a cargo de la PGR, la secretaria de la Función Pública y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, Fepade, de donde se cesó a Santiago Nieto, por recién denunciar amenazas y presiones de Lozoya para liberarlo del caso.

Fue la PGR la mano ejecutora del cese, bajo el argumento de  violaciones a la secrecía en el caso Odebrecht, pero los partidos de oposición, consejeros del Instituto Nacional Electoral, senadores y el propio Nieto, han visto la acción como autoritarismo para tapar la cloaca de corrupción electoral que permitió a Peña llegar al poder.

AHORROS

La calificadora Moody´s puso en entredicho las continuas afirmaciones del régimen de Peña en el sentido de que México goza de finanzas fuertes, al advertir que el grado de inversión concedido a México podía pasar a negativo si se anula el TLCAN.

Pero no sólo la eventual desaparición del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica pondría en riesgo el grado de inversión, sino también los efectos negativos de la devaluación, con un peso débil que hoy ronda las 19 unidades por dólar.

El actual grado de inversión de A3, podría bajar a Baa1, advirtió tajante Alberto Jones Tamayo, presidente y director General de Moody´s de México, si se dan las premisas anteriores.

Cabe decir que en 20 años el TLCAN no ha cumplido su oferta de crecimiento económico y desarrollo para México, con crecimientos mínimos de 2 por ciento anual y una exagerada concentración de la riqueza, como lo observó Paul Krugman, premio Nobel de Economía 2008. Y dicen estamos bien.

@salvador_mtz

JJ/I