Triunfo fiscal

A lo largo de su campaña política Donald Trump hizo muchas promesas polémicas que resonaron con fuerza en todo el mundo; sin embargo, el tema fiscal no era algo que pareciera tan alarmante, a diferencia del muro fronterizo o el veto a los migrantes musulmanes. Es quizá por eso que el primer gran triunfo para Trump tomó a muchos por sorpresa, ya que cuando en días pasados se dio a conocer que el presidente estadounidense se anotaba una victoria legislativa con la aprobación de la reforma fiscal, muchos desconocían cual podría ser el impacto de este tema para países como México. Por eso, cuando el dólar se fue a 20 pesos y se comenzaron a analizar las acciones para evitar que la reforma afecte a la economía mexicana, y también la Unión Europea empezó a analizar y estudiar si algunos puntos de esta reforma no violaban los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio, y si esto no podría repercutir de forma directa en la economía de Europa, finalmente el mundo se dio cuenta que era un tema  al que habría que adentrarse de manera profunda.

Por supuesto con un tema tan delicado como éste, las reacciones ante el anuncio de esta reforma fiscal han sido variadas, ya que mientras los republicanos levantan la mano por el logro, los demócratas también pueden sentirse un poco satisfechos, y no porque se piense que esta reforma pueda favorecer al país, sino porque hay muchos analistas que piensan que al ser una reforma que beneficiará de mayor manera al famoso 1 por ciento de la población, esto hará que la brecha económica aumente, y el descontento social crezca de forma significativa, lo que los demócratas pueden aprovechar muy bien para las próximas elecciones de mediados de 2018. Pero los republicanos también parecen interesarse en esta reforma para sus fines electorales, ya que se cree que a corto plazo esta reforma pueda favorecer un crecimiento económico, que aunque se piensa no logre ser duradero, si llegue a significar un beneficio para mediados del siguiente año. Así que como vemos tanto republicanos como demócratas tienen sus ojos puestos en el electorado, lo que evidencia que para los partidos políticos cualquier acción importa de acuerdo con los votos que se puedan conseguir a través de ella y no tanto por lo que pueda o no beneficiar al país. Pero bueno, vamos a esperar para ver  quien sale triunfador a raíz de esta reforma.

jessicawoolrich@gmail.com

JJ/I