Inspiración de inicio de año

Los primeros días de cada año son el momento perfecto para comenzar de nuevo, y los campeones que tiene Jalisco son una buena imagen para lograr los propósitos trazados.

El primer paso para lograrlo es dejar los pretextos. Un deportista de alto rendimiento no conoce la retórica de autoconsuelo, esa palabrería para curarse las heridas de la incompetencia. Los estribillos del fracaso no forman parte de sus canciones.

El camino no será fácil, pero inspirarse en los logros de otros es suficiente para darnos ese empujoncito en la batalla.

La historia no miente y los héroes se hacen eternos en instantes para los que trabajan toda su vida. Todo se reduce al hoy, a momentos, en instantes. La importancia del tiempo también es una lección de quienes han tocado el Olimpo para los mortales que transitamos en el día a día.

El deporte como en la vida no tiene margen de error. Medio paso puede ser demasiado tarde o muy pronto, un segundo puede ser una eternidad a la gloria o la cima de la gloria, el primer minuto en el que se decide si descansar un poco más o seguir con el propósito. Los centímetros para triunfar se miden en determinación.

El viejo lema de “ganar no lo es todo, si no lo único en la vida” tiene más vigencia que nunca, sólo que ahora la motivación es lo que importa. Para qué hacer ese esfuerzo, por qué,  por quiénes habrá que llegar a la meta.

Dicen que cuando te haces viejo te lo quitan todo. Es parte de la vida. Pero sólo lo aprendes en el momento en que empiezas a perder lo que no se compra en la vida. Descubres que la vida es un juego que se mide en triunfos y derrotas de las que sólo se hacen crónicas de los campeones.

Esta vida lo único seguro que tiene es la muerte. Saber lo preciado de la vida, sobre todo en tiempos de violencia, enfermedad y caos sirve para reconocer la joya preciosa que significa respirar un instante más, en valorar ese tiempo preciado para convertir la voluntad en lucha por morir por lo que anhelo.

Cada triunfo en la vida, como en el deporte, nos lo regalamos nosotros. Somos campeones cuando vivimos para dejarlo todo, cuando sabemos que al final del día podemos abrazar a los que queremos y sonreír, sin importar cuál sea el resultado, sólo porque sabemos que hicimos lo correcto para ser mejores, para ser felices.

@PatyPenia

JJ/I