Piden protección para la barranca

Intención. Colectivo quiere tumbar proyectos públicos y privados en la zona. (Foto: Alfonso Hernández)

Por considerar que proyectos gubernamentales y de la iniciativa privada en predios aledaños a la barranca de Huentitán representan daños severos al medio ambiente, activistas solicitaron a la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) la declaratoria de zona de recuperación ambiental en los terrenos de El Disparate, Parque Natural Huentitán e Iconia.

A la par, se promovió el amparo indirecto 2985 en el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo a fin de echar abajo el decreto avalado por el gobierno de Guadalajara en el que se avaló “suprimir toda condicionante en la donación” del terreno en el que se ubicaría el Parque Educreativo Huentitán, al que hace cuatro meses se le cambió por el de Bosque Cultural Huentitán; dar revés a los contratos entre el gobierno del estado y firmas privadas para los proyectos en los tres terrenos; evitar que surtan efectos los ajustes legales avalados en el Congreso del Estado relativos al tema y frenar trabajos de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP).

Joseph Olid Aranda, representante legal del Frente Unido por Huentitán, que agrupa a cuatro organizaciones civiles, precisó que la solicitud para la declaratoria de zona de recuperación se presentó el viernes. El amparo se promovió desde octubre, pero se ampliaron los argumentos a raíz de ajustes en los proyectos, por lo que se han extendido también los tiempos en el avance del proceso legal.

“El juicio de amparo es en razón de varias acciones y omisiones por parte del Legislativo, el Ejecutivo estatal, la SIOP y el ayuntamiento porque, primero, no han seguido el proceso adecuado para la obtención de permisos, para la donación de los terrenos, para las aprobaciones que tiene que dar el Congreso y prácticamente no se han cumplido cabalmente con el procedimiento, con puntos tan básicos como los estudios de impacto ambiental”.

Daño ambiental

En la zona que buscan proteger hay mil 329 árboles, 45 especies de aves y al parecer dos tipos de animales protegidos por la norma oficial mexicana, aseveró la bióloga del Frente Unido por Huentitán, Fabiana Blanco Vázquez.

 “A pesar de su valor ecológico, de ser zonas de amortiguamiento de impacto ambiental, pasos de fauna, de captación y filtración de agua, de amortiguar el impacto acústico, de controlar la erosión (…) los predios contiguos a la barranca se encuentran en un estado de deterioro ambiental y bajo amenaza de urbanización”, indicó la directora de Medio Ambiente del colectivo, Lourdes Pedroza Godínez.

Las especialistas recalcaron que en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) 34 por ciento de la población vive “con menos de 4 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, lejos de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de por lo menos 9 metros cuadrados de áreas verdes urbanas por habitante”.

Especies en peligro

Los estudios del Frente Unido por Huentitán se hicieron en dos meses en campo, más cuatro meses de vaciado y procesamiento de la información. Se tomaron muestras de espacios representativos proporcionalmente, imágenes y evidencia documental. Por lo anterior, los activistas recalcaron que el valor ambiental podría incluso ser mayor del que en estos momentos ellos pueden acreditar, ante ello solicitaron a la Semadet realizar un análisis más profundo con las herramientas técnicas, el personal y material más amplio al que tiene acceso como instancia gubernamental.

NÚMEROS

Datos recolectados por el frente

45 especies de árboles en la zona que corresponden a mil 329 ejemplares

46 especies de aves

JJ/I