Rebaño, de la cancha al aula

(Foto: Imago7)

Años atrás se tenía el concepto de que un jugador de futbol no estaba obligado a contar con educación escolar. Lo principal para los entrenadores es que sus muchachos supieran pegarle al balón para conseguir los resultados en la cancha. Lo que pasara fuera del terreno de juego tenía poca importancia para el club.

Pero en años recientes la imagen del joven que decide ser futbolista precisamente porque no tuvo éxito como estudiante va quedando de lado.

En el Club Guadalajara, desde la llegada de Jorge Vergara como propietario rojiblanco se puso como condición para los jóvenes de fuerzas básicas tener los tres grados (primaria, secundaria y preparatoria) y además cursar una carrera profesional.

Actualmente, de Chivas hay 42 jugadores que se encuentran estudiando, y del primer equipo Ángel Zaldívar, Eduardo López, Antonio Torres y Michelle Benítez invierten su tiempo libre en actividades académicas.

El técnico Matías Almeyda apoya el proyecto de contar con jugadores bien preparados en todos los aspectos.

“Para nosotros siempre ha sido y será muy importante que los chicos sean personas de bien. Este proyecto va más allá de lo deportivo, si bien Chivas exige el mejor rendimiento en la cancha, también queremos que así sea en sus estudios, por eso el club hace un esfuerzo conjunto entre varias de sus áreas para alentarlos a que estudien, a que tengan objetivos también fuera del futbol”.

“La educación es muy importante en cualquier ámbito, los grandes profesionales empiezan por ser grandes personas y esa es la misión nuestra para todos los jóvenes de la cantera”.

Una de las condiciones es que si tienen un buen promedio, el club paga los estudios universitarios, de lo contrario es el jugador el que financiará su carrera.

42 jugadores del Club Guadalajara cursan una carrera profesional

4 Elementos son de Primera División

22 Rojiblancos de Segunda División y 16 de Sub-20

JJ/I