La economía se enfría: más datos

La tormenta económica que se esperaba en 2017 a consecuencia de la presidencia de Donald Trump no llegó al país. La economía terminó con un desempeño mejor de lo que se esperaba. Si en enero del año pasado se anticipaba una catástrofe, a principios del 2018, 2.3 por ciento de crecimiento luce como todo un logro.

Sin embargo, conforme avanzan las semanas, se siguen acumulando los datos y reportes que fortalecen la postura de que la economía mexicana se está enfriando. Y que difícilmente se repetirá el logro de crecer a 2.3 por ciento del año pasado.

Ahora es por el lado del mercado interno: las ventas minoristas en el país tuvieron el peor crecimiento en los últimos cuatro años. Es decir, prácticamente el sector que le toma el pulso a las ventas en el mercado interno tuvo su peor desempeño en toda la administración del presidente Peña: apenas si crecieron en 1.3 por ciento.

En otro rubro importante del mercado interno, el mercado de autos y camionetas del país, tuvo su peor baja en ventas desde el año 2009, lo que representó caídas en los ingresos reales del sector del orden de 2.4 por ciento.

En tiendas departamentales, cayeron de igual modo 0.5 por ciento. Primer dato negativo en todos los años de la administración de Enrique Peña Nieto.

Estos datos revelan que el mercado interno mexicano está empezando a enfriarse. En gran medida porque la incertidumbre económica no se ha disipado por completo. Seguimos sin saber si seguirá o no el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Pero también por factores internos, como el exceso de endeudamiento y la pobre recuperación salarial de los mexicanos.

Los empleos que se crean y que tanto presume el presidente, se ubican en los rangos de salarios entre uno y tres salarios mínimos. Mientras que, en los rangos de mayor poder adquisitivo, en lugar de crear empleo, se destruye.

Hoy tenemos menos personas trabajando y ganando más de cinco salarios mínimos que en 2016.

Todo este panorama lo ensombrece la subida de las tasas de interés por parte de Banco de México a 7.5 por ciento. Y de acuerdo a lo que se ve, no dudarán en subirlas más de 8 por ciento si continua fuerte la inflación.

imacias@up.edu.mx

@Israel_Macias

FV/I