De la muerte nace la esperanza

Camino. La pieza comenzó a formarse en 2014 y se presentó por primera vez en 2016 como parte del festival de danza Onésimo González. (Foto: Mónika Neufeld)

Tres bailarines vestidos de negro se trasladan de un espacio a otro a través de sus pies, arrastrándose, y de sus manos bailando en el aire, entre una penumbra de la que apenas se distingue el humo y las sombras. El grupo de danza contemporánea Anzar, en la pieza Lágrimas de Xolotl, aborda a través de varias técnicas de danza moderna combinadas una batalla de la esperanza en contra de la muerte.

Eva Luz Carrillo, Mónica Castellanos y Conrado Morales interpretan esta pieza sobre dos temas que parecen opuestos: la muerte y la esperanza.

Aunque el grupo busca desmarcarse de la categoría de butoh, y asegurar que se trata de una danza particular que suma varias cualidades, fue Katsura Kan, uno de los más antiguos maestros de esta práctica en la actualidad, quien diseñó junto con los tres bailarines la coreografía de esta pieza. Está basada en la leyenda del Xolotl, un dios que está en pelea constante con la muerte y que, según la creencia tonalteca, además acompañaba a los guerreros en su transición hacia la otra vida.

“Fue un proceso muy interesante que vivimos con el maestro Katsura Kan, fue inspirada en la cultura mexicana tolteca, en este dios del ocaso que batalla contra la muerte. Su inspiración fue la esperanza”, contó Morales.

“Él tiene procedimientos muy específicos. A partir de patrones y ejercicios que hicimos tuvimos un acercamiento, pero lo trabajamos durante alrededor de un año en donde él nos dio la oportunidad de explorar esos patrones, inspirados en su método y en la esperanza”, dijo por su parte Mónica Castellanos.

Esta pieza comenzó a formarse en 2014 y se presentó por primera vez en 2016 como parte del festival de danza Onésimo González. Se trata de una coreografía de alrededor de 50 minutos en donde, vestidos de negro y como sombras, los bailarines parecen querer alcanzar algo.

“Nosotros no abordamos una técnica butoh, tenemos una formación de técnicas clásicas y modernas. Nuestro primer acercamiento con el butoh fue hace 17 años y no nos queremos etiquetar, somos danza y somos bailarines: no es nuestro primer coreografía en butoh, no es que transformemos una mitología, sólo hacemos danza”, explicó Carrillo.

Como en varias compañías de danza en la ciudad, Katsura Kan ha sido una influencia importante en Anzar, la expresión del butoh es una de las constantes en el trabajo de los bailarines y los estudiantes de la academia: de ahí que coordinen la Muestra Internacional de Butoh y Expresiones Contemporáneas que mantiene una agenda permanente de presentaciones de varios tipos para la audiencia tapatía.

Tampoco quisieron enmarcarse en un mensaje positivo para estos tiempos convulsos para quienes viven en México y en Jalisco. “Pero un mensaje de esperanza siempre resulta tan necesario que esperamos que la danza lo pueda brindar”, dijo Morales.

Asiste

La obra se presentará el viernes 27 a las 20 horas en el Foro Larva. Los boletos ya se encuentran a la venta y tienen un precio de compra anticipada de 50 pesos. El día del evento la entrada general será de 100 pesos

JJ/I