Avanza popularidad de contenidos bajo demanda

MÁS BARATO. El servicio de éstas nuevas tecnologías es de aproximadamente 140 pesos mensuales, mientras que un servicio de cable no disminuye de 200 pesos. (Foto: Especial)

De acuerdo con un nuevo reporte de The Competitive Intelligence Unit, a finales del año pasado se reportaron 27.4 millones de suscripciones a servicios de audio y video en México, ya sea vía satelital, vía cable, o a través de otros medios que permitan video bajo demanda por Internet.

Resulta que en México nos gusta mucho consumir productos audiovisuales. Para prueba, el mercado de Servicios de Televisión y Audio Restringidos (STAR) ha registrado un incremento anual de 3.3 por ciento.

Sin embargo, la llegada de nuevos usuarios no ha sido equitativa para todos los integrantes de la categoría. Los servicios de video bajo demanda están atrayendo a una gran mayoría de los nuevos clientes, y de paso, están estrechando su distancia frente a la tradicional televisión por cable y satelital.

De las 27.4 millones de suscripciones que existen, servicios del estilo de Netflix acaparan 28.2 por ciento del total, con 7.7 millones de cuentas. Se trata del segmento de STAR con mayor crecimiento.

Las ventajas del sector tienen varias que hemos mencionado con anterioridad. No sólo es el beneficio de ver lo que se quiera y cuantas veces se quiera, sino que los servicios bajo demanda son tremendamente competitivos en precio también.

El pago mensual promedio por uno de estos servicios es de 140 pesos al mes, bastante por debajo del promedio de un paquete básico de contenidos por cable, cuyo monto asciende a más de 200 pesos.

Con todo y todo, aunque el crecimiento del video bajo demanda sube como espuma el sector con mayor preferencia es (todavía) el de televisión satelital. A finales de 2017 el sector reportaba 10.7 millones de suscripciones activas, tres millones más que las cuentas de Netflix y compañía.

El dato se matiza cuando se añade que la televisión satelital está en una caída libre equivalente a 4.2 por ciento. Más o menos ofreciendo resistencia por otro lado está el segmento de contenidos por cable que con nueve millones de suscripciones ha estado registrando altas y bajas, pero cuyos últimos números distan de ser malos, pues hablamos de un aumento de 3.5 por ciento.

Las nuevas tecnologías colocaron en el tablero a más rivales con los que, quienes ya llevan un buen rato en el segmento tienen que encontrar nuevas formas de lidiar.

Las cada vez más agresivas propuestas comerciales y la llegada de más contenido original que suponga un agregado extra a las ofertas de cada cual, da a notar que los nuevos rivales quieren un lugar permanente en el sector.

CIFRAS

  • 27.4 millones de suscripciones a servicios de audio y video se reportaron a finales de año pasado
  • 28.2 por ciento del total de cuentas, acaparan servicios cono Netflix o HBO Go
  • 10.7 millones de suscripciones activas en el sector satelital

JJ/I