INICIO > ZMG
A-  | A  | A+

Piden evitar uso de vapeadores

(Foto: Especial)

Se estima que Alrededor de 11 por ciento de la población mexicana ha utilizado cigarrillos electrónicos o vapeadores, dispositivos cuyo uso, según algunos estudios médicos recientes, podría estar relacionado con la generación de daño pulmonar grave.

Denis Santiago Hernández, titular de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal), explicó que, según la evidencia recopilada en otros países, particularmente en Estados Unidos, entre algunos usuarios de estos dispositivos se han presentado síntomas como inflamación en las vías respiratorias, falta de aire de rápido desarrollo, tos seca, dolor en el tórax, fatiga, fiebre o disminución en el número de glóbulos blancos.

Esta situación, añadió, podría estar relacionada a los componentes de los cartuchos, pues se ha detectado que algunos de estos llevan vitamina E (utilizada, en este caso, como solvente), y pesticidas o fungicidas.

"Exhortamos a la población a que evite el uso de cigarrillos electrónicos o vapeadores cuya seguridad no ha sido comprobada científicamente. Todavía no se sabe a ciencia cierta hasta dónde se puede dañar la salud de las personas. Tenemos que tomar medidas preventivas", expuso Santiago Hernández.

En ese sentido, recordó que el pasado 25 de septiembre de 2019 el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave) emitió un aviso epidemiológico por la posible asociación entre la enfermedad pulmonar grave y el uso de cigarrillos electrónicos. De forma previa, el abril de 2017, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) lanzó una alerta sanitaria que buscaba prohibir la comercialización de los aparatos; no obstante, por determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se avaló su venta como productos para el consumo de tabaco.

Es en este contexto que Santiago Hernández expuso que las autoridades de salud de Jalisco enviaron una propuesta a la federación a fin de que se modifique la Ley General para el Control del Tabaco y, así, permitir un mayor margen de acción en su control.

No obstante, dijo, la Coprisjal ha realizado operativos en ocho establecimientos que expenden estos dispositivos para verificar que no se vendan a menores de edad y que cuenten con el etiquetado propio de productos para el consumo de tabaco. Como consecuencia de los mismos, dijo, se han asegurado 220 cigarrillos electrónicos.

da